Palestina resiste la opresión sionista

En la actualidad Palestina políticamente está conformada por dos territorios que corresponden a Cisjordania y la Franja de Gaza. El primero gobernado por la Autoridad Nacional Palestina y el segundo por el grupo Hamás. Junto con Israel y otras naciones circundantes, conforman el núcleo de las más antiguas culturas que han incidido en el mundo entero, principalmente porque aquí tienen su origen las más fuertes creencias religiosas como el judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

La Franja de Gaza es una pequeña región del cercano oriente que tiene límites territoriales, en su mayor parte, con Israel, al este; con el mar Mediterráneo al oeste y una pequeña frontera con Egipto de 14 kilómetros, al sur. Su extensión es de 40 kilómetros de largo por 14 de ancho, en su parte más ancha, y en  la parte más angosta tiene 7 kilómetros. Posee un millón ochocientos mil habitantes (la mayor densidad poblacional del mundo). Su sustento lo obtiene de la actividad pesquera, la agricultura, pero sobre todo se la ayudas internacionales que son canalizadas a través de la ONU.

Es la mayor prisión a cielo abierto, puesto que sus habitantes se encuentran confinados a su pequeño territorio donde viven a merced de sus vecinos, los israelíes,  que mantienen sitiada la zona.

Israel controla todos los movimientos de la población palestina de la Franja de Gaza con tecnología muy avanzada. Todos los movimientos son monitoreados. Los palestinos pueden atravesar la frontera con Israel para actividades laborales, pero tienen que pernoctar su territorio. Las faenas de pesca la pueden llevar a cabo sólo hasta 3 millas del litoral marítimo, lo que apenas le permita subsistir.

Lo cierto es que Israel tiene una política expansionista y de dominio territorial, de tal manera que evita que haya usufructo del mar Mediterráneo, donde se encuentran grandes reservas petrolíferas.

A pesar de que el pueblo de Israel es tan antiguo por considerarse los descendientes de Jacob, quien orientó los designios de su dios Yahvé de buscar la tierra prometida, el Estado de Israel es de la más reciente conformación, apenas en 1948 la ONU emite una resolución que reconoce como tal su creación. Pues, los israelíes no tenían territorio, estaban diseminados por todo el mundo, resultado de la última diáspora que se originó por el holocausto judío.

Hasta ese tiempo los territorios ocupados por Israel estaban bajo los dominios del imperio británico y es el momento que se recibe la orden de desalojar las fragatas del puerto de Haifa para cedérselo al nuevo estado aliado.

La idea era reagrupar a este pueblo en territorios que desde la era antigua, cuando gobernaba el rey David, vivían en permanentes disputas entre samarios y filisteos. El fenómeno del holocausto judío no tenía tranquilos a los habitantes de cualquier país del mundo, no obstante la mayor población judía se encuentra en los Estados Unidos, y son los que tienen en sus manos el sector financiero.

Los palestinos reclaman que Israel les devuelva los territorios ocupados con el asentamiento su estado, pero los primeros viven la opresión no sólo de los judíos sino también de los aliados como los Estados Unidos. Mientras el mundo árabe y los países que se benefician de los negocios del petróleo se mantienen impasibles, con la diplomacia pidiendo un cese al fuego, pues los muertos del lado palestino se cuentan por decenas en un ataque indiscriminado de los sionistas, sumado a la destrucción de edificaciones.

Es una guerra injusta y desigual, los judíos disponen de la más alta tecnología, con un solo misil matan a decenas de palestinos, y estos tienen que defenderse con caucheras.

fundacionecosofia@gmail.com

Comentarios

Comentarios