¿Pasto marchó con y por el uribismo?

Por: Alejandro Castillo

No! Y es un no radical. En una marcha nacional donde el uribismo se distinguió por su don de gentes y su anhelo de construir una sociedad armónica. Pasto le dijo no al uribismo, pero sí a las víctimas del atentado de la Escuela General Santander.

El desfile en Pasto fue en su mayor parte un homenaje a las fiestas de San Sebastián, santo de los arqueros, los atletas, los homosexuales y curador de las enfermedades. Organizado por el sacerdote Idelfonso Benavides, y se mezcló con los honores que se rindieron a las víctimas del atentado Escuela General Santander., entre ellos un joven policía pastuso que murió en el atentado. Así el desfile que algunos miraron esta mañana y que terminó en la Plaza del Carnaval reunió a las fuerzas militares, un sector de la Iglesia y al colectivo coreográfico Indoamericanto,  y a personas del común. Entre los políticos estuvieron presentes el concejal Álvaro Figueroa y la exsubsecretaria de calidad educativa departamental Vilma Figueroa.

La marcha no tuvo ningún tinte político. Además fue un gesto de la Iglesia permitir hacer un sensible homenaje a las víctimas del atentado, desvinculándola de todo oportunismo político.

Pasto demuestra una vez más que sigue siendo el norte y el ejemplo de decencia de este país.

Comentarios

Comentarios