¿Por qué no hay secretario de Salud en Pasto?

La crisis generada por el covid-19 ha puesto en evidencia el talante de los líderes políticos que están al frente de países, regiones y ciudades.

Colombia ha contado con mandatarios visibles- invisibles, fuertes-débiles, certeros-inseguros, etc. Según la última encuesta de Invamer publicada en la revista Semana, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, con el 84%, es el alcalde que tiene el mejor porcentaje de aceptación, a diferencia de otros mandatarios que no han tenido buenos resultados en la gestión de la crisis.

En lo concerniente a Pasto, se deben resaltar algunos escenarios que preocupan frente al manejo de la contingencia que tiene a todo el país en aislamiento. Primero, hace unos días el Ministerio de Salud clasificó, a la ciudad sorpresa, como un municipio de afectación alta, cuestión que se agrava con la declaratoria de alerta roja establecida por el Instituto Departamental de Salud de Nariño.
Segundo, existe un carente ejercicio de la autoridad, acompañado de la precarización del empleo y los niveles altos de pobreza que han generado diversos fenómenos sociales disparando el número de contagios. Tercero y el punto, tal vez, más difícil de comprender, hace referencia a que en plena crisis el Alcalde de Pasto mantenga en interinidad, desde el 18 de mayo, un cargo tan importante como es el titular de la Secretaría de Salud de Pasto, esto luego de declarar insubsistente al anterior secretario.

Claramente el manejo de la crisis depende mucho de la experiencia, conocimiento, planeación y ejecución de acciones públicas de las personas que están al frente de esta cartera, con el fin de generar legitimidad y confianza en la ciudadanía. Más allá de la distribución milimétrica de la participación política en una administración, se debería mostrar eficiencia administrativa al momento de escoger al equipo de trabajo, en donde prime el factor técnico y gerencial al color político.

Por todo lo anterior, es muy cuestionable la oportunidad y pertinencia para la toma de decisiones que tiene el Alcalde de Pasto, el señor Germán Chamorro.

Apostilla. Hasta el momento no se conoce el equipo científico que respalda las decisiones del alcalde de Pasto. ¿Es posible que una gran capital copie modelos de otras ciudades e improvise actos administrativos que desconocen realidades locales, como lo ocurrido el fin de semana pasado con las grandes aglomeraciones presentadas? Lo dejo a su consideración como ciudadano de la ciudad sorpresa.

Aquí puede ver el decreto de insubsistencia.

Fuente: Cuenta de twitter del periodista Paulo César Paz. 

Comentarios

Comentarios