Premios Oscar 2017

No hay una gran obra maestra del cine considero, de las que pasarán a la historia entre las nominadas al oscar a mejor película 2017, ni siquiera creo de las más memorables de las que han ganado el premio a mejor película.  Si hay buenas películas, personalmente me gustaron Moonlight (Barry Jenkins), Manchester by the sea (Kenneth Lonergan) y Fences (Denzel Washington), entre las llamadas películas estadounidenses que estan nominadas.  Pero no hay una película que por calidad parezca inmensamente mayor a las demás.  Lo que sí hay es un gran entusiasmo de fans y de alguna parte de la crítica anglosajona y los premios que conceden los gremios de la industria del cine de E.U. por la película La La Land (Damien Chazelle).  Entre las nominadas agrada ver que no hay esas grandes historias, esos grandes acontecimientos que no estan al alcance de la mayoría de seres humanos en gran parte de las nueve nominadas a mejor película.  Son historias más sencillas, podría decirse que incluso tienen algunos antihéroes algunas de ellas como Manchester by the sea, Fences, Moonlight, Lion (Gart Davis) o Hell or high water (David McKenzie).  Las historias del gran suceso estan, claro no podrían faltar en una premiación estadounidense, y son La La Land, Hidden Figures (Theodore Melfi), Hacksaw Ridge (Mel Gibson) y Arrival (Denis Vileneuve).  Héroes románticos, científicos y bélicos.  Varias de ellas basadas en la vida real.    

A continuación, algunos comentarios sobre algunos rasgos que se observan a nivel temático, como las difíciles condiciones sociales y familiares en las películas nominadas.  El foco puesto en el tema racial referido a lo afro estadounidense especialmente.   Los relevos generacionales en cuanto a directores que estan siendo reconocidos por el oscar.  Las fuentes de las que parten estas historias.  Cuan balanceadas estan las historias respecto al tema de género, y por último un contraste con otros tipos de selecciones respecto a lo más destacado del cine del año pasado según otras miradas.

 

Vidas Familiares Difíciles

Otra de las temáticas con que nos encontramos en la mayoría de películas nominadas son las familias en clases sociales bajas con problemas para sobrevivir económicamente atravesadas por dramas internos como en Fences, Manchester by the Sea, Hell or high water, Lion o Moonlight.  Algunas de ellas son familias en áreas urbanas estadounidenses como Miami, Pittsburgh o Manchester o rurales como en Hell or high water en el Oeste de Texas (E.U.) y Lion en Ganesh Talai (India).  Entonces esta selección de películas, en su mayoría, nos muestra un país especialmente, en que las cosas no van muy bien que digamos, y además es capaz de retratar justamente esas dificultades que vive su sociedad, no siendo así el cine solo un elemento de entretenimiento evasivo.  Quizás como sí podrían resultar La La Land o Arrival, no todos estamos conquistando Hollywood o la llegada de alienígenas en nuestro día a día.

 

Luces y Sombras sobre una Raza

Una tercera parte de las películas nominadas a mejor película en 2017 están dedicadas a contar historias de afroestadounidenses, en donde sus protagonistas principales también lo son y 2 de las 3 películas en mención también las dirigen afroestadounidenses.  Este dato da cuenta de como esta minoría étnica en Estados Unidos se ve representada de una manera significativa en este escaparate del cine que son los Oscar, pero también de la cultura y la atención mediática en general de este país.  Alguien podría verlo como una respuesta al conflicto o escándalo que hubo en 2016 por la falta de actores afroestadounidenses entre los nominados, razón por la cual el actor Will Smith promovió un boicot invitando a no asistir a la ceremonia de premiación.  En este 2017 hay 6 actores y actrices de color nominados de los 20 totales en las categorías de actuación. Además, en mejor película documental encuentras que de 3 de los 5 nominados tienen temáticas sobre lo afro estadounidense, y por supuesto el tema de la discriminación racial esta ahí.   Estos tres documentales son: “I am not your negro” (Raoul Peck, 2016), “13th “ (Ava DuVernay, 2016) y “O.J. Hecho en America” (Ezra Edelman, 2016). 

Surge la pregunta, ¿esto es maquillaje para el mundo?  Para mostrarse incluyentes.   Es decir, los cineastas hacen cine de todo tipo, entre ellas películas con actores, directores y temáticas de tipo afro estadounidense, por decirlo de algún modo, ese no sería el maquillaje al que me refiero, sino la selección de la Academia de ciertas películas y documentales, en estas nominaciones.  O es en cambio, una postura contracultural o de reivindicación contra el actual gobierno, agresivo contra las minorías étnicas y con el clima de tensión racial que se vive en este país en los recientes años.  Queda flotando ahí la pregunta, cada quien puede buscar sus propias respuestas.

En las tres películas nominadas a mejor película se retrata tres décadas diferentes, los años 50’s en Fences, los 60’s en Hidden Figures y el siglo 21 en Moonlight.  Operan como tres disecciones en la sociedad estadounidense en la que podemos ver la segregación y la marginación social y racial en distintas formas, antes amparada por la ley y en los tiempos actuales como algo que ocurre de manera aparentemente natural en la distribución geográfica que se da en los lugares que habitan la raza negra apartada de otras razas en Estados Unidos.  Se puede observar como si no tienes un talento significativo que destaque del resto de la población, los afros estadounidenses están limitado a los empleos más difíciles y mal pagados, así como también a emplearse en el tráfico de drogas.

 

Las fuentes: el teatro y la novela

Moonlight y Fences parten de obras teatrales que han tenido un éxito en su momento en sus presentaciones escénicas. 

Fences retrata la década de los 50’s pero fue escrita por August Wilson y puesta en escena en los años 80’s y recientemente fue remontada en Broadway en 2010 teniendo éxito contando en el reparto con Denzel Washington y Viola Davis, premiados con los Tony Awards, el premio más prestigioso del teatro estadounidense.  Estos mismos protagonistas son los de la película “Fences” que dirigió el mismo actor, Denzel Washington en 2016.  Esto último es un detalle importante puesto que su escritor no había facilitado la adaptación para cine, hasta tanto no hubiese un director afro estadounidense. 

La película Moonlight de 2016 esta basada es una obra escrita en la etapa colegial del también dramaturgo y actor teatral afro estadounidense Tarell Alvin McCraney en 2008, titulada “In Moonlight Black Boys Look Blue” (En la luz de la luna los chicos negros se ven azul).  La obra tiene una gran carga autobiográfica y nunca hasta ahora había sido montada en teatro y fue adaptada directamente para cine.

Por otra parte, la mayoría de las películas nominadas vienen de novelas de ficción o autobiográficas como es el caso de Lion, Hidden Figures, Hacksaw Ridge y Arrival. 

Las tres historias que son completamente originales para cine son Hell o high wáter, La La Land y Manchester by the sea.

En su gran mayoría de las nueve historias, seis no son ideas originales para cine, ello da cuenta para mí de una dependencia creativa de los cineastas de otras artes, en este caso el teatro y la literatura.  Algunos dirán en igualdad de condiciones cinematográficas, hay más valor en las películas basadas en guiones originales, puesto que le están permitiendo al cine una mayor independencia.  Tiendo a pesar en que esa originalidad creativa para el cine al menos es un plus para los directores y cineastas que filman sus historias con ideas no provenientes del musical, el teatro, los video juegos, el comic o la literatura.  Cuando menos los convierte en unos creativos en su área artística algo más autónomos y no sujetas a los universos y reglas de otras expresiones artísticas.

 

Nuevos cineastas en primer plano en detrimento de vacas sagradas

El año de 2016 se estrenaron películas de directores consagrados de Hollywood y de muy amplia filmografía muy reconocida dentro y fuera de Estados Unidos.  Tal es el caso de películas como Silencio de Martin Scorsese, Sully de Clint Eastwood y Snowden de Oliver Stone.  Los tres han ganado el premio Oscar a Mejor Director y además sus películas el Oscar a Mejor Película (The Departed, The Unforgiven y Platoon).  Stone incluso ha ganado el Oscar a Mejor Director en dos ocasiones y otro más por Guion Adaptado.  Las tres películas de estas leyendas del cine de Hollywood, solo obtuvieron 2 nominaciones a los Oscar de 2017.  Sully de Eastwood, una por Edición de Sonido, y Silencio de Scorsese, otra más por Fotografía.  Ninguna de las tres fue nominada al premio a mejor película o a algún oscar más.  Si bien ninguna de las tres películas ha recibido una calificación muy alta de la crítica estadounidense, tanto Silence como Sully estan mejor valoradas, que películas que entraron en la nominación de Mejor Película, como pueden ser Fences, Lion o Hacksaw Ridge.   

Se ve por tanto que la academia no ha querido respetar a estas vacas sagradas cinematográficas por muchos pergaminos y estatuillas que tengan en sus bolsillos, quizás porque tampoco sus películas han resultado muy populares en Estados Unidos, o bien porque prefieren darles una oportunidad a directores más jóvenes y con menor reconocimiento.  O quizás es que sus temáticas no han sido del agrado del gremio de académicos de la industria del cine estadounidense.

En contrapunto con lo anterior, se encuentran directores con filmografías más reducidas y menos reconocidas nominados al Oscar a Mejor Director y con sus películas brillando en múltiples nominaciones, incluyendo la más importante. 

Los casos más importantes serían los de directores con operas prima o primeros largometrajes de ficción, como son: el australiano Garth Davis con Lion o el afroestadounidense Barry Jenkins con Moonlight.  Llegar y besar el santo como dice el dicho. 

También hay directores con su segunda película como Theodore Melfi con Hidden Figures, o con su tercera película como Kenneth Lonergan con Manchester by the sea, Damien Chazelle con La La Land o Denzel Washington con Fences.  También esta el director escoces David McKenzie de Hell or high water, con varias películas, pero no ampliamente conocidas ni reconocidas en Estados Unidos.

De los 6 directores anteriores ninguno de ellos ha ganado o sido nominado al premio oscar como mejor director, así como tampoco películas dirigidas por ellos, han obtenido hasta la fecha nominación premios a mejor película. 

Solo dos directores tienen una trayectoria de largometrajes reconocidos como son Mel Gibson y Dennis Villeneuve.  Mel Gibson que ha dirigido Hacksaw Ridge, ha sido ganador del oscar a Mejor Director por Braveheart (1995) así como Mejor Película.    El canadiense Dennis Villeneuve, director de Arrival, aunque no ha ganado el premio oscar tiene varias películas recientemente conocidas y con algunos reconocimientos como Enemy, Sicario o Incendios.

En suma, puede verse como se ha permitido en las películas nominadas un cierto relevo generacional, de directores mayores de 70 años por otros menores de 50 años.  También hay un relevo más allá de las edades por filmografías amplias y galardonadas, por otras que van de 1 a 3 películas y que hasta ahora han sido premiadas al menos en el Oscar.  Esto es poner a una nueva generación y nuevos nombres en busca del reconocimiento y el encargo de proyectos fílmicos quizás con mayores presupuestos en el futuro cercano.

 

Por algo es EL oscar

Si, las mujeres son las estrellas de la alfombra roja, las que se roban los flashes, la atención de las fiestas del oscar y los canales dedicados al glamour de esta ceremonia donde hacen rankings de la mejor vestida y la peor del 1 al 100.  Además, siempre va a haber 10 actrices nominadas y dos mujeres seguro que saldrán a lucir la estatuilla de mejor actriz principal y mejor actriz secundaria.  Pero más allá de ese brillo un poco artístico sí, pero más cosmético y mediático que parece poner a la mujer en el centro de los focos.  Lo femenino tiene importancia en el oscar verdaderamente, en un país donde las libertades y derechos civiles, se supones, han abierto campo importante para la igualdad de género. 

Nos encontramos con que de las 9 películas solo en tres vemos a mujeres como protagonistas principales: Arrival una lingüista, Hidden Figures, tres matemáticas de la NASA y La La Land, una camarera, actriz y dramaturga.  Convengamos que en La La Land, es más coprotagonista, es una historia entre Mia y Sebastian, una chica y un hombre adulto. 

Si miramos la población estadounidense la cantidad de mujeres es casi igual a la cantidad de hombres, incluso por algunos millones son más las mujeres.  Debería por tanto haber mayor equiparación en quienes son el epicentro de las historias, sin embargo, esto así no sucede, aunque hay una importancia a historias con protagonistas femeninas, sigue habiendo una mayor importancia a las historias masculinas.  Máxime si vemos como ninguna de las películas nominadas a mejor película es dirigida por una mujer, tampoco en mejor largometraje animado y solo una en mejor largometraje documental, Ava DuVernay dirigiendo “ 13th “.  Donde si encontramos mayor presencia algo más equiparada es en el sector de productoras, donde hay varias mujeres detrás de las películas nominadas a mejor película.

En últimas, el cine no hace entonces más que dar cuenta donde hay un predominio de la importancia que se le da al hombre sobre la mujer en la realidad, y que en la ficción no se oculta o puede disimular.

 

Pixar opacada por Disney

En la categoría de animación asombra no ver una película de Pixar, máximo viniendo de un año donde hubo una película de este estudio, como fue Buscando a Dory.  Frente a ello los estudios de Walt Disney obtienen dos nominaciones por Moana y Zootopia.  Si Pixar durante muchos años desplazo a Disney del centro de atención en cuanto a animación en Estados Unidos, parece haber habido un declive en la animación de la innovadora Pixar, absorbida empresarialmente además por Disney.  En 2017 Pixar ha tenido que conformarse con la nominación a mejor cortometraje animado por la historia del pichón en la playa “Piper”, escrita y dirigida por el canadiense Alan Barillaro. Sumado a ello es de destacar que haya dos películas de animación europea luchando por el premio a mejor largometraje animado como son “Mi vida como un Zucchini” (Suiza y Francia) y La Tortuga Roja (Francia, Bélgica y Japón).  

 

¿Importa el Oscar?

Que relevancia tienen las películas que estan en el candelero del Oscar frente al resto del mundo vale preguntarse.  Es un tipo de cine que importa más en Estados Unidos que otra cosa.  En buena parte así sucede.  Miremos la crítica europea.  Para la crítica francesa ninguna de las películas nominadas esta entre lo más valorado por ellos en 2016, como sucede con la Revista Cahiers du Cinema, donde la única coincidencia de películas que se encuentra, es Tony Erdman (Maren Ade, Alemania), nominada al premio oscar a mejor película extranjera, y Elle (Paul Verhoeven, Francia, Alemania, Bélgica) nominada al oscar a actriz protagónica.  En cuanto a la crítica británica teniendo en cuenta una revista como Sight and Sound, como coincidencias vemos alguna cercanía mayor, tampoco tan amplia.  Dos de las películas nominadas a mejor película estan entre las 10 más valoradas por la publicación inglesa, como son Manchester by the sea y Moonlight.  Además, claro estan Tony Erdman y Elle, las cuales estan en las nominaciones al oscar mencionadas anteriormente.

En la crítica española, según la revista Caimanes Cuadernos de Cine, en un inicio conocida como Cahiers du cinema en español, de sus 20 películas mejor valoradas en 2016 ninguna esta entre las 9 nominadas a mejor película.  La única coincidencia es las películas animada Kubo y las dos cuerdas mágicas, que aparece en ese listado, y también esta nominada al oscar animado.

Incluso si uno mira la crítica estadounidense en general, entre las 20 películas mejor valoradas de 2016, se encuentra que como coincidencias con el premio oscar a mejor película, solo aparece, La La Land.  Fuera de esa categoría reina, por así decirle, aparecen otras 4 películas entre esas 20, que coinciden con otras categorías.  El documental “I am not your negro” nominado a mejor documental.  La película animada europea La tortuga roja en mejor película animada.  La película estadounidense Jackie dirigida por el chileno Pablo Larrain nominada por mejor actriz principal.  Por último, la película alemana Tony Erdman nominada a mejor película extranjera.   

Para una de las revistas especializadas en cine de Estados Unidos como Film Comment, se encuentran como coincidencias entre las más importantes nominadas y las 20 películas mejor valoradas por esta publicación, 2 películas, Manchester by the sea y Moonlight. 

En lo que se puede ver que hay una coincidencia es en la película alemana Tony Erdman que ha sido alabada tanto por la crítica, los premios, las revistas especializadas y por supuesto la nominación al oscar.  Más allá de eso las coincidencias son muy contadas, aunque existen y ahí estan mencionadas.

 

Cierre

El cine que se ve preponderado en el oscar estadounidense da cuenta de algún modo de este país, no del todo, pero algo de lo que ahí sucede si lo esta reflejando, hay algún cine estadounidense reciente importante que no esta siendo tenido en cuenta, eso esta claro, Patterson de Jim Jarmusch, el documental Cameraperson de Kirsten Johnson, la película de terror La bruja (Robert Eggers, 2016), el drama American Honey (Andrea Arnold), entre otras.  Pero es un cine en general, con historias, no muy optimistas, no muy escapistas tampoco, con seres un poco varados por diversas situaciones, perdidos, como el chico de Lion o Chiron en Moonlight en una sociedad inmensa pero totalmente indiferente y devoradora.  La misma Arrival o Hacksaw Ridge que parecen ser un cine de más entretenimiento que otra cosa, nos muestran un mundo conflictivo a escala global y también a nivel social, donde la incomprensión hacia el otro llega a limites vergonzosos. 

Comentarios

Comentarios