Procuraduría destituyó e inhabilitó por 10 años a exalcalde y exsecretario de Obras de Albán, Nariño

La Procuraduría General de la Nación confirmó la destitución e inhabilidad por 10 años contra el exalcalde de Albán, Nariño, Libardo Martínez Gómez, y el exsecretario de Obras e Infraestructura del municipio, Fernando Yasmany Ayala Erira, por irregularidades contractuales, falsedad en documento, y detrimento de patrimonio público por más de $21 millones de pesos.

La Procuraduría Regional del Cauca comprobó que Martínez Gómez, entre el 25 octubre de 2012 y el 18 de febrero de 2013, suscribió actas de liquidación y ordenó el pago del 100% de los contratos que no se habían ejecutado en su totalidad, con lo que vulneró el principio de responsabilidad, e incurrió en falsedad ideológica de documento público.

El ente de control también demostró que Ayala Erira, en calidad de secretario de Obras e Infraestructura, no realizó “una adecuada supervisión, seguimiento y ejecución de los contratos y certificó cumplimientos de obras o suministros” que no se realizaron en su totalidad, con lo que permitió que se pagaran actividades que no se terminaron.

La Procuraduría demostró que las certificaciones y actas de liquidación no contenían la veracidad de lo sucedido con los contratos, y que además de las irregularidades por falta de ejecución de las obras, también hubo suscripción y pago de convenios a contratistas, algunos de los cuales bajo juramento manifestaron no haberlos firmado.

Para el ente de control “hay certeza de las mencionadas irregularidades contractuales” por parte de los disciplinados, que con su conducta vulneraron los principios de la Contratación Estatal establecidos en la Ley 80 de 1993, en especial el principio de la responsabilidad.

El Ministerio Público en fallo de segunda instancia calificó definitivamente la conducta de los disciplinados como gravísimas, a título de dolo, por incumplimiento de sus deberes, decisión contra la que no procede ningún tipo de recurso.

Comentarios

Comentarios