Proyecto: Mejoramiento de las capacidades productivas y comerciales de granadilla y uchuva de los municipios de San Pablo y La Cruz.

Por: Omar Villarreal Montenegro

Septiembre 27/2019

Desde la perspectiva de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial – DRET del programa Misión y Ruralidad de la Organización Internacional para las Migraciones – OIM, en la Subregión del Río Mayo, con las organizaciones productoras de granadilla y uchuva, ABRIENDO CAMPO, QUONFRUTALES del municipio de San Pablo, Y ASOGRANA del municipio de La Cruz,  se adelanta un proyecto —implementado por la OIM y financiado por  el Gobierno del Canadá, con aportes de la Gobernación de Nariño, las alcaldías de la subregión del mayo a través del Sistema General de Regalías y CORPONARIÑO— que tiene dos objetivos fundamentales:

  1. Fortalecer las capacidades organizacionales, financieras e iniciativas de negocio de tres organizaciones de productores de Granadilla y Uchuva.
  2. Mejorar la calidad y los niveles de producción del cultivo de granadilla y uchuva de los pequeños productores.

El proyecto se adelanta a partir de una serie de actividades que promueven el trabajo organizado a nivel asociativo, y busca reconocer y fortalecer a los líderes. Igualmente tiene como meta incrementar el progreso de las organizaciones, dando especial prioridad al rol del pequeño productor como responsable y gestor de su propio desarrollo.

Son 254 participantes de los cuales 174 producen granadilla y 80 uchuva. Ambas producciones representan un sustento para su economía familiar y hasta un 70% del total de ingresos. Otros, por su parte, provienen de las actividades pecuarias y jornaleo por fuera de la unidad productiva agropecuaria (UPA). Estas fuentes de trabajo son las generadoras de aproximadamente un salario mínimo mensual (925.148 pesos) para el año 2019 y también sustentan la seguridad y soberanía alimentaria del núcleo familiar.

El proyecto busca mejorar los ingresos de los pequeños productores hasta en un 30 por ciento, a través del proceso de fortalecimiento técnico- ambiental, socio-empresarial, y comercial. Su avance es, hasta la fecha, del 60 por ciento, aproximadamente. Esta cifra se describe de la siguiente manera:

En el componente socio-empresarial se han desarrollado actividades relacionadas con visitas de sensibilización, realización de tres diagnósticos (uno por organización), con el fin de identificar— a través de la aplicación de la metodología Caja de Herramientas (OIM-Canadá) — las debilidades asociativas, y determinar la formulación de un plan de capacitación, partiendo de las condiciones y necesidades organizacionales. De esta manera, se avanza en el fortalecimiento asociativo y socio-empresarial. Complementariamente, se ha constituido y puesto en funcionamiento el Comité Territorial Progresa como el máximo órgano de decisión, orientación y sostenibilidad del proyecto, con tres mesas de integración, reflexión, planificación y concertación en los aspectos técnico, productivo y ambiental, comercial y de ahorro, y crédito comunitario. Igualmente, se ha seleccionado a tres gerentes en formación, de las tres asociaciones, encargados de coordinar las actividades del Comité Territorial Progresa y las actividades temáticas de las mesas de concertación, planificación y sostenibilidad futura del modelo organizacional.

Desde el punto de vista del agronegocio, el consumo de granadilla y uchuva supera la producción y los precios oscilan acorde al comportamiento de estas variables. Con el propósito de lograr una estabilidad de precios, el proyecto formalizó tres convenios con aliados comerciales (uno con TERRAFERTIL, uno con MERCAJUSTO y otro con ASOPITAYA), que garantizan la compra del 100 por ciento de la producción esperada, a un precio que cubre costos, gastos del productor y genera una rentabilidad que satisface las necesidades de este último, así como la formación de capital de trabajo para continuar con el agronegocio.

La logística de comercialización se organizó por nodos —o sitios de recolección por veredas— desde donde se recoge los productos en camiones que hacen la ruta por la vía principal recorriendo cada nodo veredal. supervisar la fruta, analizar su estado, clasificarla, cargarla al camión y transportarla a su destino, o sea, hasta las bodegas del Aliado Comercial.

Esta dinámica comercial ha permitido darle un crecimiento a la comercialización asociativa, eliminando la cadena de intermediación.

Además, en el proceso de fortalecimiento comercial y fomento de las iniciativas de negocios, tres productores destacados, de las organizaciones, participaron en la feria nacional AGROEXPO 2019 en la ciudad de Bogotá, logrando importantes enseñanzas y contactos con posibles clientes que demostraron el interés y demanda de la granadilla y uchuva en la región. Dicha participación permitió, a su vez, la implementación y desarrollo de una estrategia comunicativa para la agrocadena granadilla y uchuva de la subregión Rio Mayo, en el departamento de Nariño.

  A nivel técnico, productivo y ambiental, el mayor logro se refleja en el paquete tecnológico que se entrega a los beneficiarios del proyecto, y en la caracterización de la producción de los cultivos. En el caso de la uchuva —teniendo en cuenta el tiempo de siembra, floración, podas y la programación de cosechas—se tomaron medidas para que las nuevas siembras se reprogramen, permitiendo generar cosechas continuas a través del tiempo y, así, poder cumplir los compromisos con los aliados comerciales, asegurando un sistema regular de producción. Frente al caso de granadilla, se estableció un plan de podas para poder disponer de cultivos que cuenten con fruta en producción, fruta verde, botón fecundado y en flor, buscando, de esta manera, que las cosechas se estabilicen en por lo menos ocho meses del año. Lo anterior teniendo en cuenta que este cultivo es estacional.

Otro aspecto técnico productivo y ambiental es el paquete tecnológico, que hasta el momento se está implementado, consistente en: Sostenimiento de cultivos y cosechas, visitas de asistencia técnica para la Implementación de estrategias tecnológicas que permiten el mejoramiento de la productividad del cultivo de granadilla y uchuva, dotar a las asociaciones de un kit de insumos y herramientas requeridos para la implementación de estrategias tecnológicas.

Con respecto a las acciones de manejo ambiental, el proyecto brinda capacitación y divulgación con base en la guía ambiental. Además, genera acciones para el manejo y disposición de residuos sólidos (orgánicos e inorgánicos) y líquidos, y otras para el uso y manejo responsable de plaguicidas y sus envases. Por último, crea otras —acciones— para conservar y mantener el dosel natural de la zona de influencia del proyecto.

La Corporación Asesorías & Servicios de Ingeniería –C-ASI. viene ejecutando el proyecto con la visión integral de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial -DRET, teniendo en cuenta que es una estrategia de intervención integral que busca apoyar y promover procesos de transformación productiva, social e institucional de las organizaciones participantes, intervenidas y del territorio rural  a partir del fortalecimiento de las capacidades endógenas, la planificación participativa, el empoderamiento de los actores locales y el fortalecimiento de la democracia. Lo anterior, con el fin mejorar la productividad y competitividad de las actividades productivas, generar mayores oportunidades de ingresos y contribuir al mejoramiento del nivel de vida y bienestar de las comunidades rurales y locales de los municipios de San Pablo y La Cruz.

Comentarios

Comentarios