Robinson Chalapud, el ciclista nariñense que se llenó de gloria en China.

Por: Albeiro Arciniegas

El mismo sábado que Egan Bernal se coronó campeón del Tour de Francia, un día antes del paseo de la victoria, el ciclista nariñense Robinson Chalapud alcanzó uno de sus mayores logros deportivos al obtener el primer lugar en el Tour de Qinghai Lake en China, donde se impuso al ciclista español Oscar Sevilla.

Quizá, y debido al histórico triunfo de Bernal, pocos se enteraron de la hazaña de este deportista que se hizo en las heladas tierras de la cordillera andina y cuya carrera deportiva emula los mejores tiempos de las llamadas “Águilas del Sur”, un grupo de ciclistas nariñenses que ganaron importantes vueltas internacionales.

Robinson Chalapud nació en Ipiales, es campeón nacional de ruta en Colombia en 2015 y ganador de la Vuelta Independencia Nacional de República Dominicana, tuvo como padre a un ciclista que fue subcampeón nacional y ello influyó para que ese deporte le empezara a gustar. Participó dos veces en el Giro de Italia, una experiencia inolvidable para él ya que “todo ciclista sueña con participar en una de las grandes y yo lo pude lograr”, afirma.

En relación con el Tour de Qinghai Lake manifiesta que es una carrera muy exigente, pero que él contaba con experiencia para correr al lado de grandes ciclistas y que, además, su actual equipo es una excelente escuadra donde todos se defienden muy bien en la montaña, terreno en el que pudieron ganar la carrera.

Chalapud, un admirador de Víctor Hugo Peña y el español Miguel Induraín, afirma que al ciclismo nariñense le falta apoyo oficial y privado. Dice que en Nariño hay mucho material humano que desafortunadamente se pierde porque se carece de los medios y el ciclista bueno desaparece ya que los dirigentes y políticos prometen, pero nunca cumplen.

A los jóvenes ciclistas, Chalapud les aconseja mucha disciplina, creer en ellos, pensar que todo se puede y seguir trabajando cada día hasta que los objetivos que se hayan trazado en su carrera deportiva, se vayan cumpliendo.

Actualmente, el pedalista nariñense se prepara para dos competencias, el Clásico RCN y la Vuelta al Ecuador con las que finalizará la temporada. Cuenta con un negocio de bicicletas en Ipiales y, una vez concrete su retiro, piensa que le gustaría ser técnico para enseñar lo que aprendió en las distintas competencias de América y Europa.

Robinson Chalapud es hoy un orgullo del deporte de Nariño y otra de las grandes estrellas del pedalismo nacional, la disciplina deportiva que mayores triunfos le ha dado a nuestro país en el ámbito mundial. Que este pequeño artículo sirva de homenaje a su trayectoria deportiva que no debe pasar desapercibida en ninguna región de Colombia y el exterior.

Comentarios

Comentarios