Si la nueva ley de regalías entrara a regir hoy, Nariño no podría ejecutar sus proyectos.

Acaba de ser aprobada la nueva ley de regalías que reglamenta la modificación constitucional adelantada por el presidente Iván Duque la cual busca beneficiar a los departamentos productores. La nueva reglamentación trae algunos cambios fundamentales frente a la asignación de recursos, aprobación, ejecución, seguimiento y control de proyectos. Uno de los elementos que resulta muy particular y que se debe tener muy en cuenta es el relacionado con las condiciones que debe reunir la entidad que pretenda ejecutar recursos. La gobernación de Nariño como se dijo anteriormente ocupa el puesto 30 de 32 en la medición de desempeño y los puntajes de gestión fueron críticos con un 52%, muy por debajo del promedio, cuestión que haría inviable la calidad de ejecutor de proyectos.

La nueva ley establece que “Las entidades de naturaleza pública o privada cuando haya lugar, que se designen como ejecutoras de proyectos deben acreditar su adecuado desempeño en la gestión de los recursos del Sistema General de Regalías, conforme con la metodología que establezca el Departamento Nacional de Planeación para este fin. Se exceptúan de esta disposición las entidades que no hayan sido objeto de esta medición…” “Si por dos mediciones de desempeño anuales consecutivas, estas entidades no obtienen un adecuado desempeño, se iniciará procedimiento administrativo de control que podrá dar lugar a las medidas de protección inmediata de no aprobación directa de proyectos y no designación como ejecutor…”

Si bien existe un periodo de transición que se aplicará después de bienalidad presupuestal 2021-2022, le queda un gran reto al gobernador de Nariño, Jhon Rojas, que implicaría un plan de choque con el fin de corregir las falencias administrativas de su antecesor, cambiar la calificación negativa del departamento y ubica a la gobernación en un mejor lugar en el ranking.

Comentarios

Comentarios