Sindicalista, Jairo Ernesto Villota Pérez, es El Personaje 10.

Sindicalista, abogado, Vicepresidente SINTRAGOBERNAR, viajero incansable, Harlista, defensor de los derechos humanos y promotor de derechos laborales.

En la actualidad se desempeña como Vicepresidente de SINTRAGOBERNAR – Sindicato de funcionarios de la Gobernación de Nariño, desde donde ha realizado importantes y destacadas batallas en pro de los derechos colectivos y laborales.

Ante el anuncio del exvicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, de suspender a los trabajadores colombianos las primas de junio y diciembre, de rebajar salarios, de desconocer las convenciones colectivas, de implementar el trabajo por horas y por días, en su nefasto cometido de arremeter contra la clase obrera y trabajadora de Colombia con pretexto del covid19, se hace necesario rodear a nuestros líderes sindicales cívicos y sociales por cuanto son los garantes del respeto y defensa de los logros alcanzados en años y décadas de lucha.

Jairo Villota se ha caracterizado por su seriedad y solidez en la defensa de los trabajadores colombianos. Ha sido representante por Nariño en varias oportunidades y en varias regiones de Colombia en eventos de carácter sindical y obrero.

Su voz se ha dejado escuchar para protestar contra las injusticias, contra los abusos de poder, contra los desafueros de patronos y dignatarios que abusando de su dignidad y de su cargo pretenden abusar de la gente sencilla y humilde de Colombia.

Lleva a efecto, de sus propios peculios y recursos, actos de solidaridad y fraternidad con los más desprotegidos, ha favorecido y mitigado las necesidades de la niñez y ha promovido la fraternidad como un elemento primordial en la lucha de clases. Apoya al pequeño empresario permitiendo en esta crisis covid19 algo de tranquilidad y bienestar económicas.

No es el estereotipo de sindicalista de mochila y megáfono. Su voz se escucha serena ante los diferentes escenarios donde le ha correspondido actuar y que debido a su alta preparación le permiten abordar con profundidad temas de economía, derecho y de carácter laboral.

La clase sindical colombiana tiene el gran reto de hacer frente a toda esa oleada de reformas laborales y económicas que acechan a sus intereses y los de los colombianos de a pie. Y que bueno que nuestros líderes sindicales sean profesionales, preparados académicamente, universitarios, formados en el debate y en la controversia.

Ya es hora de dar paso a los nuevos sindicalistas, quienes deben defender los intereses colectivos de los colombianos.

El momento que se avecina no es nada fácil para los intereses de la clase trabajadora colombiana, pues deben enfrentar a poderosos y grandes enemigos como la banca mundial, el Fondo Monetario Internacional y los intereses clasistas de multinacionales que tanto daño le han causado a nuestra economía y a nuestros recursos naturales.

Hacen falta voces como la del sindicalista Jairo Villota que ha demostrado cordura y coherencia a la hora de defender a la clase obrera. En él personificamos a los cientos y miles de obreros, a los desposeídos, a los descastados, a los humildes trabajadores que lo único que pretenden es vivir en paz y llevar el pan a sus hogares.

El sindicalismo colombiano necesita reinventarse, oxigenarse, mostrar una nueva cara que nos permita alcanzar las justas y necesarias reformas sociales.

Comentarios

Comentarios