Situación del galeón San José parece cambiar de rumbo

La declaración conjunta de los presidentes Iván Duque (Colombia) y Pedro Sánchez (España), plantea un cambio de enfoque respecto a la manera como se venía tratando el tema de la emblemática embarcación por parte del Gobierno.

El profesor Antonio José Rengifo, director del Centro de Pensamiento en Mares y Océanos, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), afirma que “se ha expresado una visión más amplia del problema que no solo se limita al rescate de un tesoro, parte del cual sería entregado a una compañía privada, y que corresponde en cambio a una forma más acorde con la trascendencia cultural, arqueológica e histórica reconocida a ese naufragio en el mundo”.

Según el docente, el hecho de que los presidentes de Colombia y España coincidan en la necesidad de abrir un diálogo intercultural pensando en el interés de la humanidad tiene un significado muy positivo, puesto que abre un compás de espera que beneficiará la investigación académica y científica, para luego concentrarse en aquellos aspectos más complejos que separan a unos y otros.

El nuevo capítulo que parece abrirse en la historia del naufragio también es un reconocimiento a la postura que han adoptado las distintas academias colombianas, en el sentido de pedir que se reconozca una mayor participación de las universidades y comunidades científicas en el proceso de rescate, con el fin de dilucidar aspectos relacionados con la importancia mundial del naufragio.

“Abrir estos espacios a la investigación científica en la que participen académicos e investigadores de distintos países elimina las posibles controversias judiciales y ofrece la posibilidad de resolver estas diferencias en el futuro”, precisó el profesor Rengifo.

Además señaló que las recientes declaraciones del presidente Duque son adecuadas porque nada de lo que se haga hacia el futuro podrá afectar los intereses de Colombia o los de España, en la medida en que académicos del país ibérico también tendrán la posibilidad de formar parte de las investigaciones científicas. 

Compás de espera

Aunque los pronunciamientos de los jefes de Estado de España y Colombia harían prever la suspensión indefinida de un eventual rescate, el profesor Rengifo manifestó que las distintas academias estarán prestas a brindar todo su apoyo a aquellas decisiones que beneficien las actividades científicas y de investigación.

“Lo que no podíamos hacer era apoyar el proceso de rescate que se venía adelantando, en la medida en que iba contra estas actividades esenciales para cualquier institución académica y universitaria”, puntualizó.

Para el docente, en la medida en que no se ha declarado ningún tipo de derecho en favor de una empresa o de una persona natural o jurídica, el Gobierno cuenta con todas las facultades para suspender la alianza público-privada (APP), a partir de la cual se tenía previsto financiar todo el rescate a cambio de cerca del 50 % del valor estimado del total del naufragio.

“Si bien desconozco lo que pueda ocurrir el 10 de octubre, porque el hermetismo y la reserva son muy grandes, existe una alta probabilidad de que el conjunto del proceso termine replanteándose, porque como se ha indicado en instancias internacionales, lo que se pretendía hacer con el galeón San José constituía un crimen arqueológico”, subrayó.

Para el director del Centro de Pensamiento, la nueva ruta que se ha abierto deberá garantizar un proceso más amplio y participativo, que favorezca las discusiones académicas como el foro que se tiene previsto realizar los próximos 4 y 5 de octubre en la Hemeroteca Nacional de la U.N., con participación de las facultades de Derecho, Ciencias Humanas, Ciencias y Ciencias Económicas de la U.N., de otras universidades, y de la Veeduría sobre Patrimonio Cultural.

(Por: fin/JCMG/dmh/LOF)

Comentarios

Comentarios