Sólo faltan 200 metros para terminar las obras de conexión de la Vía La Espriella – Río Mataje.

A solo 200 metros de culminar se encuentra un nuevo proyecto que adelanta el Instituto Nacional de Vías en la frontera entre Colombia y Ecuador. Se trata del corredor binacional La Espriella – Río Mataje, que permitirá consolidar la competitividad del sur del país, así lo indicó el Director General, Juan Esteban Gil Chavarría.

“Este es un importante logro que conecta la frontera de ambos países entre los puertos de Tumaco (Colombia) y Esmeraldas y San Lorenzo (Ecuador), facilitando la movilidad de bienes y pasajeros desde los centros de producción y consumo como las ciudades de Pasto y Tulcán”, dijo el ingeniero Gil Chavarría.

El Instituto Nacional de Vías trabaja para que este proyecto estratégico en el que se invierten recursos por $210.000 millones pueda ser entregado en el segundo semestre de 2020.

En la zona se trabaja en dos frentes donde se ejecutan obras de mejoramiento y construcción a lo largo de 19 kilómetros. En el primer tramo, en el que se intervienen 14 km, 10 km se encuentran a nivel de afirmado mientras que 4 km ya han sido pavimentados. En ese frente también se construye un puente sobre en voladizos sobre el río Mira de 685 metros.

El segundo tramo tiene una longitud de 5 km y va desde el Rio Pañambí hasta el Puente Rio Mataje, frontera con Ecuador. En este sector el proyecto contempla la construcción de 3 puentes ubicados sobre los ríos: Pusbi, quebrada Pañambí y río San Juan, de los cuales suman aproximadamente 160 metros de longitud”, destacó  El Director General.

De acuerdo con Sayda Mosquera Paterson, presidente ejecutiva de la Cámara de Comercio de Tumaco y vocera del comité Tumaco unida por la vida y la justicia,“este proyecto es fundamental para el fortalecimiento y la legalidad del movimiento comercial y empresarial en esta zona de integración fronteriza, la carretera va a acelerar el ingreso de inversionistas del vecino país del Ecuador”.

De igual forma, Mosquera Paterson manifestó que en algunas zonas de la vía, las comunidades están cambiando los cultivos ilegales por cultivos de pimienta, cacao y ganadería; también se está comercializando balsa, hacia la ciudad de Quito.

Comentarios

Comentarios