Tormentas solares podrían dejar sin energía eléctrica la Tierra

La conformación de un red de observatorios para estudiar el Sol será fundamental para prevenir los riesgos asociados con tormentas solares que podrían dejar literalmente a oscuras todo el planeta Tierra.

Domenico Bonaccini Calia, del Departamento de Sistemas Láser del Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés), respondió algunos interrogantes respecto al tema, luego de una conferencia dictada en el Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), como parte de su visita al país, invitado por la Escuela de Ciencias Exactas e Ingeniería de la Universidad Sergio Arboleda.

Agencia de Noticias UN (A.N.): ¿cuál es la importancia de las observaciones astronómicas al Sol?

Domenico Bonaccini Calia (DBC): el Sol es un laboratorio único en el que se pueden estudiar todos los fenómenos que ocurren en su superficie, como por ejemplo aquellos relacionados con la fusión nuclear que intentamos reproducir acá en la Tierra.

Como el “combustible” que queremos usar es un gas que al calentarse se dispersa, nosotros buscamos confinarlo a través de un campo magnético que permita mantenerlo junto en el menor espacio posible.

A.N.: ¿qué es una tormenta solar?

DBC: en la superficie solar se produce una serie de explosiones que producen una cantidad de material muchas veces equivalente al tamaño de la Tierra, cuya manifestación física son las auroras boreales, pero que a medida que se incrementa su magnitud puede ejercer una fuerza magnética muy potente.

A.N.: ¿qué tan recurrentes son estos fenómenos?

DBC: en 2006 toda la provincia de Quebec (Canadá) quedó sin fluido eléctrico durante dos meses debido a una tormenta solar, y se sabe que acá en Colombia se logró ver una aurora boreal en 1855, lo que implica que las partículas producto de una tormenta solar incluso llegaron hasta acá.

A.N.: ¿qué impactos tienen estos fenómenos en la Tierra?

DBC: si este material llega a dirigirse a la Tierra puede causar grandes problemas, debido a que se podría crear un campo magnético tan fuerte que llegaría a afectar el conjunto de las redes eléctricas del planeta, de tal manera que quedaríamos sin electricidad.

A.N.: ¿qué clase de equipos se requiere y en cuáles lugares se harían esas observaciones?

DBC: la idea es conformar una red de telescopios equipados con filtros especiales que permitan estudiar los campos magnéticos que se forman en lo que se conoce como manchas solares.

Países de Europa, Europa del Este y Asia ya están interesados, pero contar con la participación de Colombia sería fundamental, pues gracias a su privilegiada posición geográfica podríamos hacer un monitoreo durante las 24 horas del día.

Puesto que una alteración en el campo magnético es un primer indicador de cambios más drásticos capaces de producir una tormenta solar, el trabajo en red permitiría lanzar una alerta para evitar un colapso en el sistema mundial de la red eléctrica.

A.N.: ¿hay algún sitio que resulte ideal para instalar los equipos?

DBC: aunque sería un observatorio completamente automatizado, deben considerarse algunos aspectos relacionados con que tenga buena visibilidad, tales como desiertos o zonas montañosas elevadas, junto con la posibilidad de contar con energía eléctrica constante y la garantía de una conexión a fibra óptica para enviar los datos.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios