Tribunal de Nariño garantizó derechos de un joven reclutado durante una redada del ejército

El hijo de padres incapacitados para trabajar o mayores de 60 años, que carezcan de renta, pensión o medios de subsistencia, siempre que dicho hijo vele por ellos, y las víctimas del conflicto armado que se encuentran inscritas en el Registro Único de Victimas, están exonerados de prestar el  servicio militar obligatorio.

Así lo recordó el Tribunal Administrativo de Nariño al confirmar el fallo de primera instancia emitido por el Juzgado Primero Contencioso Administrativo del Circuito de Pasto, que se pronunció sobre una acción de tutela interpuesta por un joven, hijo de padres con limitaciones físicas, quien fue reclutado durante una redada o batida en el  terminal de transportes de Pasto.

Al emitir sentencia a favor del afectado, la Corporación aseguró que el joven acreditó en forma debida la discapacidad de sus padres por medio de certificaciones de las entidades tratantes y demostró que trabaja para el sostenimiento de su hogar.

Consideró que al obligar la incorporación del joven al Ejército, se vulneraron los derechos fundamentales al debido proceso administrativo,  la libertad, al libre desarrollo de la personalidad, al mínimo vital y a la vida digna, por lo que ordenó su desacuartelamiento.

El Tribunal advirtió que las redadas o batidas del Ejército Nacional para incorporar personal al servicio militar obligatorio, están prohibidas en el ordenamiento jurídico colombiano, porque vulneran el derecho fundamental a la libertad personal.

Comentarios

Comentarios