publicidad

Tumaqueños plantean acciones para el posconflicto

Consecuentes con las necesidades de la población, alrededor de 300 personas de diferentes sectores sociales propusieron estrategias para enfrentar los cultivos ilícitos y fortalecer la seguridad de las personas que se desmovilicen, entre otras acciones.

Estos y otros planteamientos se expusieron con el fin de que la implementación de los seis puntos del Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno y las Farc sea exitosa.

Las acciones propuestas en el foro “Retos y propuestas de Tumaco frente a la implementación del Acuerdo de Paz” –liderado por la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Tumaco y la Casa de la Memoria– se recogerán en un documento que será publicado en dos semanas por las instituciones organizadoras y presentado a las autoridades gubernamentales.

El objetivo es que dicho documento cuente con la firma de los participantes, entre quienes figuran líderes comunales, gremios, empresarios, campesinos, estudiantes, artistas, representantes de la Iglesia y autoridades municipales y departamentales.

Buena parte de las estrategias se centran en el punto que se refiere a la sustitución de los cultivos ilícitos. Considerando que oficialmente este municipio tiene 16.900 hectáreas sembradas en coca –la cifra podría llegar incluso a 29.000–, los participantes resaltaron la importancia de que se concrete la asistencia técnica y económica frente a dicho proceso.

De igual manera indicaron que es clave asegurarles a los campesinos nuevos medios de producción. Al respecto, señalaron que para la rentabilidad y sostenibilidad del sector rural se necesita potenciar el ámbito técnico, optimizar las condiciones sociales y construir nuevas vías con el fin de que los agricultores logren sacar fácilmente sus productos al mercado.

Por otra parte, se propuso implementar y fortalecer los sistemas de seguridad para las personas que se desmovilizan, con el fin de facilitar su reinserción en la comunidad. Los participantes piensan que las familias de los ex combatientes también son víctimas y que, en ese sentido, deben acceder a oportunidades económicas y educativas sin ningún tipo de estigmatización.

Frente al tema de las víctimas, la población recalca la importancia de que todas sean reconocidas y reparadas en forma integral.

Además, la comunidad participante se mostró satisfecha por la realización de este tipo de eventos y reclaman una programación más frecuente de escenarios en los que se respeten los diferentes puntos de vista.

Construcción de Estado

El profesor Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, de la U.N., y quien participó en el foro, precisa que uno de los principales desafíos en Tumaco es “la construcción de Estado con jueces, médicos, inspectores de la policía, maestros, con la presencia del sector público y privado”.

Con respecto a los jóvenes, el investigador señala que es necesario garantizarles empleo y educación, “de lo contrario, van a estar disponibles para las actividades ilegales”, subrayó.

No es un reto menor, ya que este municipio alcanza niveles de pobreza del 80 % y de miseria hasta el 16 %, sin olvidar que el 60 % de la población no tiene acceso al agua potable ni a la educación.

Por su parte, el profesor Luis Enrique Gil, director de la Sede Tumaco, comenta que el principal reto consiste en generar confianza alrededor del proceso y todos sus actores.

El directivo agrega que “para la Institución es un privilegio liderar este proceso. Estamos buscando pautas con el fin de que los acuerdos pasen del papel a la realidad, y quiénes mejor que las comunidades para plantear acciones concretas”.

Entre tanto, el profesor Jorge Iván Bula, coordinador de la Conmemoración del Sesquicentenario de la U.N., anotó que “el primer triunfo de este encuentro es haber reunido a tantos representantes de diferentes sectores sociales para discutir sobre la implementación de los acuerdos en una zona históricamente golpeada por el conflicto”.

(Por: fin/JFMM/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor