Un soldado honorable es el nuevo comandante del ejército

 Por Carlos Eduardo Lagos campos

 El Mayor General Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda es miembro del legendario curso militar Gustavo Matamoros D’costa. Con ocho condecoraciones por servicios distinguidos en orden público, es uno de los soldados mas aguerridos del ejecito de Colombia.

Desde su ingreso a la Escuela Militar se destacó por su compañerismo, abnegación y disciplina lo que lo ha hecho merecedor de gran aprecio entres sus compañeros, superiores y subalternos.

Este Cartagenero con más de 35 años de experiencia en la institución ha trasegado la mayor parte de su carrera en las fuerzas especiales por lo que es considerado uno de los mejores comandos del Ejército colombiano.

Dentro de los cargos más importantes que ha ocupado están los de: comandante de la Escuela de Paracaidismo Militar en Tolemaida, comandante del Batallón Colombia No.3 destacado en el en el Sinaí, comandante del Batallón de Comandos No. 1 Ambrosio Almeida, director de la Escuela de Soldados Profesionales, comandante de la Décima Brigada Blindada, director de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunto Omega, comandante de la Quinta División y comandante del Comando Unificado de Operaciones Especiales (CUNOE) lugar donde se planifican las operaciones más importantes y secretas contra los objetivos considerados como de ‘alto valor’.

En su récord académico registra estudios como profesional en ciencias militares de la Escuela Militar de Cadetes, adelantó curso de Administración de Recursos para Defensa en la Escuela de Armas y Servicios, es especialista en Comando y Estado Mayor y tienen una Maestría en Seguridad y Defensa Nacional en la Escuela Superior de Guerra, así como asesor personal en Comisión de servicios en el Exterior, además de los cursos de ascensos en los diferentes grados del escalafón militar.

Ha participado en las importantes operaciones militares dentro de las que se destacan la operación Fénix donde se dio de baja a alias Raúl Reyes, la operación Camaleón dirigida a la liberación de varios secuestrados por parte del grupo subversivo Farc; entre muchas otras de gran relevancia nacional.

El relevo se produce tras salida del polémico general Nicasio Martínez Espinel, quien ocupaba este cargo desde diciembre de 2018 tras varias denuncias en especial el escándalo desatado por The New York Times tras haberse expedido una directiva que buscaba aumentar el número de bajas operacionales.

Dentro de los retos que enfrentará el nuevo comandante del Ejército están: Consolidar las áreas estratégicas dejadas por las Farc tras los acuerdos de la habana, Priorizar las operaciones frente al ELN las bacrim y enfrentar las disidencias de las Farc, atender los requerimientos sobre las investigaciones sobre los llamados ‘falsos positivos’ que investiga la JEP, Investigar y sanear los hechos de corrupción denunciados al interior de la institución, continuar con la doctrina y modernización del Ejército, mejorar el equipamiento e instrucción en prevención de conflictos regulares.

A pesar de ser un combatiente experimentado el General Zapateiro se ha caracterizado por sus calidades personales y sociales, así como por el respeto por los derechos humanos, razón por la cual podemos expresar sin temor a equivocarnos que el ejercito queda en las mejores manos.

*Abogado

Oficial de la reserva activa

Comentarios

Comentarios