Una pobre gestión

El informe “Nariño: retos y desafíos para el desarrollo sostenible” publicado por el PNUD, revela datos muy interesantes para el departamento en distintas áreas. Respecto a las finanzas públicas territoriales se presentan unas cifras preocupantes, específicamente las relacionadas con la gestión de recursos, ante gobiernos nacionales o internacionales. La gobernación de Nariño únicamente logró jalonar $11.814 millones, en el año 2018. Recursos ínfimos ante las grandes necesidades de la región.  Esto aunado a la débil aprobación y ejecución de recursos del Sistema General de Regalías, informe dado a conocer por este portal.

Lo anterior, en esta coyuntura, genera muchos interrogantes ¿Quién debería ser el gobernador de Nariño? ¿Qué mecanismos generar desde la ciudadanía para generar control social? ¿Cómo construir gobiernos buenos y responsables con los compromisos adquiridos?

El líder debe demostrar capacidad de liderazgo y conocimiento de lo público. No se puede improvisar. La administración departamental no es un lugar de aprendizaje. Es un espacio para generar resultados. La ciudadanía debe estar atenta ante la falta de gestión que afecta a los más necesitados.

Aquí puede descargar el documento.

Infografía ODS versión digital

Comentarios

Comentarios