Usted «solo» podría vivir hasta 125 años

Por: Fabio Arévalo Rosero MD

Tantos quisieran emular a Matusalén y vivir más de 500 años, otros tienen aún la esperanza de encontrar el elíxir de la vida, que les daría la inmortalidad. Pero la ‘mala noticia’ para ellos es que un estudio de la Universidad de Medicina Albert Einstein en New York demostró que el límite máximo de vida de los seres humanos está entre 120 y 125 años. Sin duda es evidente que la calidad de vida en el mundo ha mejorado, pero el aumento de la esperanza de vida no ha sido igual de constante. Es decir que acorde con la ganancia en vida útil y productiva, la perspectiva de longevidad se mantiene estable. Pero obviamente quienes superan el umbral por ejemplo de los 100 años son aun exóticos.

Esta investigación tuvo un valioso espacio en la prestigiosa revista Nature, en la cual quedó como conclusión que la esperanza de vida humana tiene un límite ‘natural’ de 125 años, una frontera que nadie ha superado. La persona que más tiempo ha vivido fue una francesa llamada Jeanne Calment, que murió en 1997 a los 122 años y 164 días. Figura en el libro de los «Guinness Récords» como la persona más longeva en el mundo hasta hoy.

Este tope de 125 años como la máxima posibilidad cuantitativa de la vida humana fue determinado por el investigador Jan Vijg un genetista de la Universidad de Medicina Albert Einstein en New York. <el científico evaluó la esperanza de vida en 38 países del mundo. Vijg y su equipo también revisaron la base de datos de longevidad internacional para darle mayor soporte a sus conclusiones.

A pesar de lo demostrado por la investigación sobre el techo vital humano, es difícil alcanzarlo pues solo una persona de cada 10.000 podría pasar el umbral del siglo de vida. Aunque en términos generales el estudio habla de un límite natural, es importante tener en cuenta que países del primer mundo ya cuentan con “supercentenarios” que viven más de 110 años. Aquí estarían asociadas unas causas que mejoran la calidad de vida y consecuentemente la expectativa de vida. No serían solo los factores naturales que menciona el Dr Vijg en la revista Nature. En ese sentido, Vijg explica que ese límite es natural, porque esas causas deberían significar un aumento en la esperanza de vida.

Pero otros genetistas han manifestado su desacuerdo con las conclusiones de Vijg, pues consideran que este no tuvo en cuenta los avances en la medicina, que influye en el aumento de la expectativa de vida. Pero sobre esto, Vijg afirmó: “No digo que el avance en las drogas medicinales no beneficie nuestro promedio de esperanza de vida, ¿pero podrán superar ese límite? Lo encuentro muy improbable”.

Vijg también afirmó que las posibilidades de que se supere el límite de esperanza de vida son pocas, porque esta no depende de los avances en la medicina, sino que obedece a las características genéticas de los humanos: “La esperanza de vida es controlada por muchos genes”. Podríamos concluir entonces que la mayor influencia en la expectativa de vida está dada por la propia condición genética y al menos un 30 por ciento dependería de los factores del entorno y el comportamiento humano.

Apostilla: Si bien la probabilidad de vivir más de 100 años es de una entre diez mil individuos, existe una pequeña región italiana donde los centenarios son nada menos que una de cada nueve personas. Una cifra realmente increíble que amerita estudios serios que podrían develar importantes secretos científicos sobre la longevidad. Lo comentaremos en nuestro próximo artículo.

Comentarios

Comentarios