publicidad

Yachay Tech, una universidad que quiere emular al Silicon Valley

Como parte de la iniciativa gubernamental para cambiar la matriz productiva y dejar su dependencia económica del petróleo y otras materias primas, Ecuador ha decidido desarrollar una nueva estrategia que prioriza la educación pública de calidad.

El rector de la Universidad Yachay Tech, Carlos Castillo-Chávez, invitado especial al Primer Congreso Internacional de Ciencia, Tecnología e Innovación de las Américas que se realiza en la Universidad Nacional de Colombia, en entrevista con la Agencia de Noticias UN se refirió a los principales retos que enfrenta el centro académico como parte de la estrategia de su país para mejorar sus niveles de desarrollo.

Agencia de Noticias UN (A. UN): ¿cómo surgió esta Universidad?

Carlos Castillo-Chávez (C.C.C.): Yachay Tech surgió como una iniciativa del presidente Rafael Correa con la idea de crear algo similar al Silicon Valley de California, proyecto que se hizo realidad a comienzos de 2014 y que contó la colaboración del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

UN: ¿cuáles son las prioridades de Yachay Tech?

C.C.C.: en el mediano plazo buscamos diseñar nuestros propios modelos de automóviles capaces de abastecerse con energía solar, y además desarrollar programas que permitan proteger nuestra diversidad o proveer sistemas de vigilancia que contribuyan a hacer un registro detallado de los movimientos sísmicos.

Ahora mismo contamos con una computadora de gran capacidad que nos permitirá dar los primeros pasos para crear una sociedad basada en la informática, mucho más eficiente y productiva. Nuestro objetivo es hacer ciencia y tecnología de alto impacto.

Por tal razón, toda nuestra planta de profesores cuenta con estudios de doctorado y, por las limitaciones que teníamos hasta ahora, cerca del 70 % de ellos son extranjeros y han trabajado en universidades como Duke University y varios institutos técnicos de Alemania y Austria.

UN: ¿en Latinoamérica existen antecedentes de este tipo de iniciativas?

C.C.C.: en nuestra región hay algunas universidades de investigación intensiva como el Instituto Tecnológico Vale (ITV) de Brasil. La Universidad de Ciencia y Tecnología del Rey Abdullah (KAUST), en Arabia Saudita, también es un muy buen ejemplo, aunque esta última contó con una inversión de 10 millones de dólares.

UN: ¿qué tan fácil ha sido vincular la empresa privada a los proyectos de investigación?

C.C.C.: ese aspecto entraña dificultades globales, pero nosotros hemos hecho el esfuerzo de estrechar esos lazos a partir de iniciativas como “El túnel de la ciencia”, en el que contaremos con el apoyo de la empresa privada.

Sin embargo existen políticas de Estado que han funcionado, como por ejemplo el hecho de que toda compañía está obligada a contratar a cierto número de estudiantes para que hagan sus pasantías.

UN: ¿cómo facilitar el acceso a este tipo de educación?

C.C.C.: trabajamos según un modelo que privilegia la aptitud de los aspirantes a estudiar en Yachay Tech, por encima de otras consideraciones relacionadas con puntajes que miden sus conocimientos y que terminan privilegiando a aquellos con mejor formación.

UN: ¿cuál es la importancia de fortalecer la educación pública?

C.C.C.: solo con la educación pública se puede garantizar el acceso masivo a la educación superior. Nuestro gran desafío es ofrecer el mismo tipo de formación de las instituciones privadas a muchas más personas.

UN: ¿qué estrategias podrían contribuir a atender este reto?

C.C.C.: se ha demostrado que muchos de los programas en línea resultan más efectivos que una clase presencial, pero para lograrlo resulta fundamental que los estudiantes puedan acceder a la biblioteca las 24 horas del día.

UN: ¿cómo se financia la Yachay Tech?

C.C.C.: la educación superior en Ecuador es de carácter público, de tal manera que contamos con el apoyo del Gobierno. En Amazonas hay una institución que estudia la biodiversidad, otra que se especializa en educación –cerca a Cuenca– y una más en Guayaquil con énfasis en artes.

La idea es promover un sistema de excelencia cuyo nivel de investigación sea muy alto, y aunque el Estado debe prestar un apoyo financiero importante, los docentes e investigadores también debemos poner de nuestra parte.

UN: ¿qué aspectos garantizan que se mantengan estos estándares?

C.C.C.: tenemos la posibilidad de recibir estudiantes de todas partes del Ecuador porque contamos tanto con viviendas para alojarlos, como con el Departamento de Bienestar Estudiantil que garantiza la prestación de servicios médicos.

Además de ser un sistema gratuito, los estudiantes más vulnerables tienen la posibilidad de recibir ayudas adicionales que garanticen la cobertura de sus necesidades básicas.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor