El próximo 21 de abril se realizará el primer encuentro por la verdad con Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño.

Luego de que de la Comisión de la Verdad, aceptara la propuesta hecha por Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño, de organizar un evento público en el cual se expongan su verdad sobre los delitos cometidos por las dos agrupaciones armadas durante el conflicto armado, ayer se realizó un encuentro virtual entre el presidente de la Comisión, Francisco de Roux, y los dos excomandantes de las antiguas Farc y de las AUC.

El en el espacio se habló de la importancia de que el país conozca la verdad, de la reparación de las víctimas y de las garantías de no repetición; así mismo, se anunció que el próximo 21 de abril se realizará el primer encuentro amplio por la verdad con Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño. En el evento se contará también, con la presencia de víctimas, comunidad internacional y medios de comunicación.

Durante su intervención el padre Francisco de Roux dio la bienvenida a la Comisión de la Verdad a los excomandantes y señaló que esos escenarios son importantes para que los diferentes actores pongan en evidencia ante el país la realidad del conflicto y los horrores generados por la guerra. Refiriéndose a Mancuso y Timochenko, afirmó que en el encuentro con la verdad, “A ustedes los mueven intereses legítimos. Para el Partido Comunes el compromiso por la paz y dejar claras las razones que los llevaron a la insurrección y por qué no fueron los únicos que cometieron delitos de guerra y crímenes de lesa humanidad. Para Mancuso mostrar que las AUC no iniciaron la guerra, las falencias jurídicas y verdades perdidas en el proceso de Justicia y Paz, el reconocimiento de los propios crímenes y las verdades sobre responsabilidades de terceros y del Estado, así como la seguridad de su familia” dijo.

El excomandante de las Farc, manifestó que el objetivo de su llegada a ese espacio es el de “contribuir a la verdad y que esta nos permita reconciliarnos. Lejos de mí está llamar a que se aplaudan los hechos horrorosos que se vivieron en la guerra”. En su intervención, aclaró que “La tiranía y la opresión son conceptos que llevan a la ONU a justificar el derecho a la rebelión de los pueblos. Las Farc fuimos cobijados por ese derecho. No nos lo inventamos nosotros y estuvimos en estado de rebelión hasta que firmamos el acuerdo de paz. Pero ese derecho a la rebelión no da libertad para realizar crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad”.

Por su parte, Salvatore Mancuso, desde su celda de Estados Unidos, dijo que la verdad que se conoce hasta el momento ha llevado al país a conclusiones imprecisas; por lo tanto, “Nosotros nos comprometemos a expresarle a las víctimas, a ustedes y al país los rigores de la guerra, mostrarles más profundamente lo que hay detrás del conflicto; porque fueron victimizadas las personas dentro del conflicto, porque siguen siendo victimizadas y porque cada día se generan más víctimas. Quiénes están detrás, quienes somos los responsables, porque nosotros no iniciamos esta guerra”, señaló.

Concluyó diciendo que desde “el año 1997 venimos buscando lograr un proceso de paz que nos vincule a todos. Una mesa de cuatro patas, como la llamábamos en aquel momento. La elocuencia de los hechos desde el 97 hasta hoy, tiene el peso incontrastable de la horrible realidad que hemos vivido todos estos años y todas las víctimas que hubiéramos podido evitar si nos sentábamos todos los actores del conflicto. Guerrilla, Estado, autodefensas y víctimas, incluidas todas las personas a las que afectamos”.

Comentarios

Comentarios