Bicivilízate Pasto 2013: ¡una rodada genial!

Fotografía: Bicivilízate Pasto

Por Álvaro Camilo Bravo

 

Vivo en Bogotá y hace cerca de diez meses utilizo la bici para transportarme. Desde entonces he notado un cambio en mi percepción de la ciudad: las distancias se hacen más cortas, los trayectos más placenteros, el clima en todas sus presentaciones me brinda escenarios hermosos y el universo se ha encargado de colocar en mi camino un sin número de personas buenas. Regalos que nunca me cansaré de agradecer.

Hace unos días, por amigos y redes sociales, me enteré que Bicivilízate, un colectivo de San Juan de Pasto, que fomenta el uso de la bicicleta como medio alternativo y ambientalmente amigable de transporte, realizaría un evento el 21 y 22 de junio. En el primer día se programaron conversatorios y foros donde la bici fue la gran protagonista. El segundo día, donde tuve la fortuna de participar, entramos en materia con el ciclopaseo y el ciclopicnic.

 

Así, sencillo como salir de casa, tomar la bici y pedalear al punto de reunión con un clima frio, renovador, energizante, característico de esta hermosa región del sur del país – mi San Juan de Pasto amado – comenzó este cuento. La cita fue a las 9 de la mañana sobre la vía Panamericana, en uno de los centros comerciales de la ciudad y, aunque el frio y la amenaza de lluvia intentaban menguar nuestras ganas de rodar, poco a poco un bonito y nutrido grupo de amantes de la bici se formó, gente de todas las edades y una deliciosa variedad de modelos bicicleteros que le daban un sabor colorido al paseo.

 

Antes de iniciar nuestro recorrido, la presentación de los organizadores, algunas recomendaciones y entrega de la Cartilla Bicivilízate – 2013, “Cómo y Por qué Pedalear por la Ciudad”, idea que llamó mi atención por la cantidad de información de gran utilidad para el ciclista urbano, recomendaciones y un mapa donde se encuentran puntos de interés como lugares donde puedes comprar accesorios, talleres de reparación y puntos para despinchar. Todo hace parte de este documento que destaca por su sencillez, buen diseño y enfoque, un excelente trabajo de recopilación y organización de datos.

 

Nos organizamos, así que con otros chicos nos distribuimos tareas como ir al final del grupo y apoyar en los cierres. La ruta programada obedecía a la intención de pasar por algunos de los sitios emblemáticos de la ciudad por un trayecto sencillo que permita a los participantes pasear, sonreír y compartir.

 

El recorrido empezó hacia el centro de Pasto, pasando por trayectos planos y algunos con ligeras pendientes, el clima que por momentos fue difícil (algo lluvioso) al pasar del tiempo se dejó seducir por la buena vibra y la alegría que fluía en el grupo. A medida que avanzábamos, las llantas iban rodando sobre el pavimento, la camaradería se sentía en el aire, al igual que la pasión, el goce por la bici y la felicidad con la simplicidad; momentos que nos permitieron descubrir otra cara de Pasto, una ciudad colorida, amigable, profundamente cultural llena de personas dispuestas a darnos su apoyo con señales como el pulgar arriba, un saludo con la mano y sonrisas sinceras.

 

Hicimos uso de los pocos kilómetros de ciclorruta con los que cuenta la ciudad y ya al final del recorrido, hacia el mediodía en el sector conocido como la Avenida de Los Estudiantes, tomamos la infaltable foto grupal, para luego dirigirnos al Parque Paraná, en el que nos esperaba el ciclopicnic, un espacio para compartir en medio de papitas, jugos, sanduchitos y hasta tamales, ideas, anécdotas bicicleteras, impresiones sobre el paseo, un taller de mecánica básica para bicis y libros para todos los gustos en la biblioteca móvil.

 

El día no podía haber transcurrido mejor, cosas maravillosas que surgen de personas con iniciativa, entusiasmo, sueños y confianza. Bicivilízate Pasto es un éxito, un evento que en su segunda entrega fue nutritivo, generando espacios donde el consiente colectivo despierta ideas en la individualidad de los participantes, ideas de respeto por diferentes formas de movilidad y de conciencia en que la ciudad y los espacios que la conforman nos pertenecen, son responsabilidad de todos y podemos hacer de ella un mejor lugar para vivir.

 

Gracias chicos de Bicivilízate, Carolina Lugo, Joanna Vallejo, Vladimir Hernández, Mauricio Landázuri, Camilo Montenegro, a todo su equipo de trabajo y a los participantes por esta hermosa iniciativa, por permitirnos un espacio para sentir el viento, reencontrarnos con el amor, con la fuerza de compartir con la gente de esta tierra nariñense, hermosa, pujante y amorosa.

 

Tomado de http://enmibiciporbogota.blogspot.com/2013/07/bicivilizate-pasto-2013-una-rodada.html?spref=fb

Comentarios

Comentarios