Aeropuerto de Pasto estará cerrado por 6 meses

Cierre del aeropuerto Antonio Nariño obliga a optimizar pista del San Luis en Ipiales.

 

En la Cámara de Comercio de Pasto se adelantó reunión clave para iniciar campaña para procurar inversión estatal en los dos terminales. Ante el anunciado cierre del aeropuerto Antonio Nariño por espacio de seis meses para adelantar obras de remoción de su pista, los estamentos nariñenses liderados por la Cámara de Comercio de Pasto se reunieron para analizar la coyuntura, y convertirla en una oportunidad para resolver los graves problemas de conectividad aérea.

 

La Aerocivil ha comunicado tanto a la administración de la pista aérea como a las agencias que operan los vuelos Pasto-Bogotá-Pasto, que en octubre próximo se iniciarán los trabajos de rehabilitación de la pista del aeropuerto de Chachagüí, para resolver de fondo un deterioro acumulado en años y que está ofreciendo un peligro creciente a las aeronaves que aterrizan o despejan de ella.

 

Respecto al terminal de Chachagüí, el capitán Alonso Obando, experto piloto de Avianca con más de 25 años de trabajo, indicó que si sólo se invierte en mejoramiento de la pista la tarea se habrá cumplido a medias y los problemas de conectividad aérea continuarán. Indicó que es fundamental implementar ayudas como el sistema que permita un mayor acercamiento de los aviones a la pista para que los pilotos puedan mejorar su visibilidad en una dificultad metereológica y la instalación de una iluminación por el eje de pista y no sólo por el borde de ella. Esas mejoras incluso, permitirían operar en la noche.

 

Sobre el aeropuerto de Ipiales, lamentó que el largo de pista de Ipiales, después de las obras ejecutadas para su ampliación sólo alcanzara los 2.500 metros; pues menciona que lo ideal hubiese sido los tres mil metros que permitira una mayor capacidad operativa de las aeronaves. Sin embargo, dijo que las condiciones actuales permitira sin mayores inconvenientes que los aviones que cubren la ruta Bogotá-Pasto, operados por Avianca y Satena aterricen y despeguen en el aeropuerto de San Luis; aunque con limitaciones de peso para decolar, por el factor metereológico.

 

El piloto dijo que un requisito innegociable para operar como aeropuerto alterno, es mejorar la capacidad del servicio de bomberos cuya capacidad está calificada en tres. Por ende, mencionó que se necesita al menos que tenga seis puntos en el escalafón que maneja la Aerocivil en consonancia con los parámetros nacionales e internacionales.

 

Luego de una comunicación entre Página  10 y el jefe de prensa de la aeronáutica civil, se señaló que hasta el momento la entidad no tiene previsto ningún cierre del aeropuerto Antonio Nariño que sirve a la ciudad de Pasto. Qué de llegar a suceder se tomarían todas las medidas administrativas pertinentes para disminuir los efectos. Se está a la espera del comunicado oficial de la entidad. Sin embargo, es deber de Página 10 exponer la voz ciudadana al servicio de los intereses regionales.  

Además la aeronática publicó este tweet

 

aero

Comentarios

Comentarios