Entender el rápido crecimiento del sector del iGaming en Colombia

26 visitas

Compartir artículo en:

Como sabemos, Colombia es uno de los países pioneros en América Latina en cuanto a la legislación de los juegos de azar y casinos en línea, lo que ha llevado en los últimos años al crecimiento de este rubro en nuestra economía.

Con una legislación clara, los operadores de juegos y nuevos casino online pudieron obtener licencias, lo que les permitió desarrollar su actividad de manera legal en el país. Esto permitió que los jugadores pudieran percibir un entorno legal y seguro en el cual pudieran confiar sus fondos.

Otro de los factores que ha colaborado en el crecimiento de los casinos en línea y casas de apuestas ha sido la ampliación en la red de internet en el país. Los últimos gobiernos se han esforzado en que el internet llegue a todos los rincones del país sin importar cuan lejos se encuentre.

Con un mayor número de personas conectadas al internet, la accesibilidad a estas plataformas se ha hecho mucho más fácil, sin contar que cada vez más personas cuentan con un smartphone o un dispositivo móvil. Si juntamos estas dos variables, los jugadores pueden tener acceso a este tipo de juegos desde cualquier lugar.

La variedad de opciones de juego para los apostadores juega un factor importante para el crecimiento de este sector. Los jugadores no solo encuentran en un operador una gran cantidad de juegos existentes en diferentes versiones, sino que también pueden decidir entre una amplia variedad de casinos online o casas de apuestas, pueden comparar entre uno y otro, las cuotas, el retorno al jugador, y las promociones. Esto hace que el mercado se vuelva más atractivo e interesante.

Al iGaming lo podemos dividir en dos grandes ramas: en una encontramos a los casinos online, y en la otra, a las apuestas deportivas. En cuanto a los casinos en línea, las tragamonedas son las que gozan de mayor popularidad en el territorio, y desde que se lanzaron las salas de juegos en vivo, juegos como el Blackjack, el póquer y la ruleta, la demanda por los juegos de mesa ha aumentado, lo que ha generado que los casinos en línea aumenten su oferta.

Con respecto a las apuestas deportivas, los operadores han buscado afianzarse en el mercado. Como sabemos, Colombia es un país bastante futbolero, y los operadores han comenzado a patrocinar la primera liga de futbol. A su vez, también han buscado que los apostadores se interesen por nuevos deportes, todo esto con estrategias de marketing ofreciendo apuestas en vivo y apuestas gratuitas, haciendo que los apostadores vivan mayores emociones.

El crecimiento del iGaming también ha traído consecuencias positivas para el país. Las empresas que se han instalado en el país han traído consigo generación de empleo. El sector del iGaming genera cada día miles de empleos y una mayor inversión en la economía, sin contar que todas estas empresas tributan al estado, es decir, pagan impuestos, los cuales han servido para financiar proyectos de salud y educación.

Por último, el crecimiento de esta industria también conlleva nuevos desafíos para las autoridades Colombianas. Uno de los más importantes es la protección a los consumidores. Por ejemplo, prevenir problemas de ludopatía. Países como Inglaterra están más avanzados en cuanto a evitar este tipo de problemas, y tienen entes gubernamentales a los que pueden acudir los consumidores en caso de presentar algún problema.

La legislación colombiana para juegos de azar aún es joven y puede requerir ajustes en un futuro, por ejemplo en lo que respecta a regular litigios entre los jugadores y casas de apuestas, o en cómo regular el juego para que no sea un problema. En fin, toda industria nueva conlleva retos que se deben ir enfrentando a medida que la industria crece en el territorio.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS