La voz de Pupiales: un libro escrito para contar los vericuetos de la radio en ese Municipio.

Por Nina Portacio.

La Voz de Pupiales, es la historia de la segunda emisora que existió en el Departamento de Nariño después de la Ecos de Pasto, contada desde la versión del alma, por la nieta de quién fuera su fundador. Una historia que narra en forma serena y sin aspavientos, la capacidad de crear y la tenacidad de José María Arcos Sánchez, junto al altruismo de todos los amigos que apoyaron la construcción de ese sueño que emitió en Amplitud Modulada desde el Municipio de Pupiales (Nariño). Fue sin duda, la radio del pueblo, en esos años nostálgicos, donde la voz por ondas era lo único que llegaba a destinos remotos. La cultura en proceso.

La radio, el periodismo y la publicidad, desde entonces y hasta ahora, han sido una constante en el Municipio de Pupiales, que ha prevalecido a través del tiempo. El arte de comunicar. La palabra hablada y escrita que cautiva y trasmite, y en ocasiones, con un golpe de suerte se queda en el corazón o en la mente de quién la escucha o de quién la lee. En este lugar del Sur, se han formado escritores, poetas, locutores, periodistas y publicistas tanto empíricos como profesionales, que han recorrido veredas, Municipios, Departamentos, el País y ciudades del extranjero, en busca de nuevas historias cultas o novedosas para contar a los oyentes y a los lectores o en muchos casos convertirlas en música. Algunos de ellos ya han muerto, otros trajinan por ahí, otros nuevos se descubren asimismos y se lanzan a la aventura y otro tantos vendrán, por esos genes heredados del oficio que en ciencia se conoce como epigenética.

En la actualidad, su hijo José René Arcos Baca, conserva en un Museo privado, varias piezas originales de los equipos o aparatos con los que salió al aire: LA VOZ DE PUPIALES. Y, algún documento y varias fotos que visualizan la historia narrada en el libro por la autora. Es una de esas historia bellas que debería formar parte de la cátedra o de los programas de cultura general del Municipio de Pupiales. Porque fue un hecho real, que invitó a soñar a muchos y despertó al Sur por varios años, dejando una huella imborrable en muchas familias y en muchas generaciones.

Comentarios

Comentarios