Raíces Andinas celebra 35 años de vida musical

Soñar, creer, construir y consolidar un rumbo en base al amparo del arte musical, es una compleja misión a la que sólo se atreven aquellas personas con disposición plena de la vida. Eran finales de los 70`s y no superaban los 15 años de edad, cuando a los fundadores de Raíces Andinas les despertó un gran apasionamiento por los sonidos y melodías de las quenas, zampoñas, tambores y charangos, encantados por la llegada de la música andina a su casa un día de fiesta familiar, los tres hermanos Coral Enríquez, emprendieron un camino que, aún hoy, vislumbra un magnífico horizonte.

 

2

Hermanos Yovani (q.e.p.d), Hernán y Omar Coral Enríquez

 

Cuenta Don Benjamín Coral, padre del hogar donde nace este sueño, que un día a su casa llegó una volqueta llena de cañas, tundilla, carrizo, bambú… un poco enfadado por el desconocimiento de lo sucedido pero asumiendo una responsabilidad que, con amor hasta hoy carga, pagó todo el material que había llegado a su casa, este fue el primer paso de lo que sería apadrinar junto a su esposa, doña Hilda Enríquez de Coral, por más de 35 años el anhelo de sus hijos y todos los amigos músicos que se fueron sumando a este sueño.

Así empieza esta historia musical, fueron al campo en época donde la madera no estaba lista para ser Quena, para ser Sikus, pero allá, en la selva, conocieron los dones de la Madre Tierra, la Pachamama proveía la materia prima para que ellos empezaran a experimentar en la construcción de sus propios instrumentos, que para la época, eran difíciles de conseguir, unos meses después, la Selva llegó en camión a su casa, y entre madera y tallado, fueron forjando el sonido que hoy,  todavía, tañen con el mismo fervor, entrega, disciplina y responsabilidad.

3

Fundadores de Raíces Andinas, foto 1981 – Carlos Narváez, Miller Sánchez, Fabián Jiménez, Hernán Coral, Omar Coral

 

Raíces Andinas se conforma en 1981 y lanza su propuesta con el montaje de obras del repertorio tradicional de la música latinoamericana, cinco jóvenes amantes del arte musical andino salieron a recorrer Colombia y Ecuador buscando crear y enriquecer sus propios sonidos. Los primeros 10 años de Raíces Andinas constituyen una etapa muy importante para sentar las bases que sostienen este proyecto, enfocan su trabajo en las músicas tradicionales de la región nariñense y empiezan a involucrarse con las músicas del centro y costa colombianas, graban su primer Larga Duración en la ciudad de Quito (Ecuador) y ganan el importante festival Mono Núñez, seguido de la participación de un sin número de festivales de música andina y colombiana en el país.

Para los 90`s, Raíces Andinas tenía reconocimiento en el ámbito nacional, su música se escuchaba en emisoras del Sur occidente Colombiano y norte del Ecuador y tenían tres  discos físicos en circulación. Dinamizados por la adolescencia y la juventud, y seducidos por los sueños de música y viaje, pasaron muchos músicos y artistas dejando huellas importantes en la agrupación nariñense que hoy celebra 35 años de vida artística

dicDiscografía

A través del tiempo Raíces Andinas ha intervenido significativamente en procesos culturales de su región, empieza junto a proyectos artísticos destacados, la conformación de Indoamericanto y así, del movimiento de colectivos coreográficos que hoy tiene un espacio importante en el carnaval de Negros y Blancos de Pasto, su música se ve bailar llena de colorido por las agrupaciones de danza tradicional y siempre es un buen referente de cómo suena la música campesina nariñense.

 

iz

Integrantes actuales de Raíces Andinas – Luis Enrique Moriano, Luis Olmedo Tutalchá, Wilson Benavides, Hernán Coral Enríquez, Leonardo Yépez Muñóz, Omar Coral Enríquez

 

2016 se llena de alegría para la agrupación musical que, de manera ininterrumpida y con una entrega invaluable, ha logrado sostenerse por más de tres décadas. Raíces Andinas celebra en octubre, 35 años de música y vida para el arte y la cultura nariñense. Actualmente se encuentran produciendo su octavo disco y publicarán el primer sencillo de este en los próximos días; “La chicha del pueblo” obra del maestro Florencio Leonidas Jojoa, con arreglos de Raíces Andinas, un homenaje a la bebida sagrada de los Andes, al campo, al pueblo, a la fiesta nariñense y a las raíces andinas, el mejor augurio para seguir cantando sin pausa y por mucho tiempo más.

Comentarios

Comentarios