Se está incubando una crisis lechera y pecuaria en Nariño

284 visitas

Compartir artículo en:

El senador Richard Fuelantala expresa que se está incubando una crisis lechera, pecuaria y cafetera en el departamento de Nariño debido a los bajos precios que afecta a cientos de familias de la región. En su opinión y producto de su profundo conocimiento del sector, ni el gobierno departamental y mucho menos el nacional le presta la debida atención a la crisis que afronta el sector
Ante esta dramática situación el gremio lechero convoca a un PLANTÓN EN LA GOBERNACIÓN DE NARIÑO con el ánimo de llamar la atención del gobierno departamental. Es enfático al afirmar que el Ministerio de Agricultura y la administración departamental no responden a los requerimientos que el sector lechero han formulado en la búsqueda de un solución que permita recuperar el precio de la leche y la consecuente estabilidad económica de las familias que viven de esta actividad.
En entrevista concedida a un medio periodístico regional el senador Fuelantala expresa que “hay reducciones incluso superiores al 40 por ciento del precio, lo que significa que anteriormente estaban pagando a 2.200 pesos y hoy se está pagando entre 1.000 y 1.200 pesos…”.
Factores como la reducción del consumo de la leche y sus derivados debido a la pobreza generalizada, la importación de países como Estados Unidos y Bolivia y el contrabando ecuatoriano sumen a los productores de Cumbal, Guachucal, Carlosama y la Exprovincia de Obando en una angustiosa situación que fomenta la insatisfacción social.
No se entiende cómo en Nariño se debate sobre la necesidad de unos diálogos territoriales de paz al mismo tiempo que se fomenta la violencia y la guerra con actos como los que señala el senador Fuelantala de Autoridades Indígenas de Colombia. Empobrecer a los pequeños y medianos productores es atizar y sembrar la semilla de la inequidad social y su consecuente apertura a actores armados que aprovechan el abandono social y económico del Estado.
La reducción del consumo “se debe a que como la gente no tiene plata, está mal económicamente, deja de comprar leche y derivados en un promedio de quince litros percapita, lo cual significa que ha bajado el consumo en cerca de setecientos cincuenta millones de litros…”. Esta es “una de las más profundas crisis de los últimos años” .
Bien lo expresa y señala el senador Fuelantala que se está incubando una profunda crisis, una bomba que el gobierno debe atender.
El gremio lechero formula un llamado al gobierno departamental para que atienda sus peticiones y se tomen medidas oportunas y eficaces. No se puede continuar en medio de una indiferencia y de un desgreño administrativo que no se compadece de la delicada situación de cientos de familias que derivan su sustento de esta actividad económica.
Estamos ad portas de un paro agrario departamental, que únicamente se conjugará con políticas serias y acertadas que permitan superar la crisis. La paz más que un acto de retórica es un ejercicio de capacidad y sensatez.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS