50 años después, Nino Bravo sigue siendo una leyenda

45 visitas

Compartir artículo en:

Ayelo de Malferit es un pintoresco pueblo español muy cerca de la capital Valencia, que no sobrepasa los 5.000 habitantes. En una familia humilde de apellidos Llopis Ferri nació el 3 de agosto de 1944 un chico bautizado como Luis Manuel. A medida que crecía y dada su condición difícil tuvo que ayudar en distintas labores casi desde niño, emigrando con su familia a la capital regional, sin poder estudiar como era debido. A los 16 años ya trabajaba en la joyería valenciana ‘Casa Amat’, en la que llegó a ser lapidario. También lo hizo como bodeguero en el restaurante regentado por Jesús Císcar en el Aeropuerto de Valencia.

En medio de su madurez temprana le floreció la inquietud por el canto y la música, tratando de imitar a conocidos. Así descubre que tenía una voz prodigiosa, pero sin aparentes oportunidades. Durante esos años compaginó el trabajo con su afición al canto, fundando a finales de 1962 el conjunto ‘Los Hispánicos’, con sus amigos Félix Sánchez y Salvador Aranda. El trío musical se hizo muy popular en el barrio de Sagunto, donde actuaron en numerosas presentaciones falleras, bailes y verbenas de la época, y llegaron a quedar finalistas en el concurso radiofónico nacional ‘Fiesta en España’.

Pero dada su amistad con Vicente López, bajista de ‘Los Superson’, y aprovechando que estos buscaban sustituto por la baja de su cantante Carlos Lardíes en accidente de tráfico, se incorporó al conjunto, del que fue titular ya para siempre. Ese fue su despegue aficionado convirtiéndose más adelante en solista con el nombre artístico de ‘Nino Bravo’, gracias a su primer mánager Miguel Siurán, que lo bautizó así: Nino por un afamado compositor italiano (Nino Rota) y Bravo, buscando destacar la fuerza de su voz, definiendo así un nombre más comercial.

Con su nombre artístico se fue a Madrid con el promotor a buscar contratos discográficos, pero increíblemente en el sello RCA, ni lo miraron. Con cierta decepción a la semana siguiente fueron al sello ‘Fonogram’. Al menos le permitieron hacer sus pruebas y fue justo cuando aparece en el estudio nada menos que el compositor Manuel Alejandro, quien queda sorprendido. Firmó un contrato por cinco años. Nadie imaginaría en ese momento que sería Fonogram su único sello discográfico.

Para marzo de 1969  se producen sus primeras grabaciones. Son dos temas de Manuel Alejandro: “Como todo” y “Es el viento”. Curiosamente esas grabaciones casi pasaron inadvertidas al menos por el momento. Meses más tarde tiene un nuevo revés con otro tema de Manuel Alejandro en un festival en Barcelona.

‘Es el viento’ fue gran éxito, años más tarde:

https://www.youtube.com/watch?v=Z53MMgJbbv4&ab_channel=AdamoLuisSalvatorePeru

Pero solo fue hacia julio de 1970 cuando comienza en firme la meteórica carrera de Nino Bravo al conocer al compositor Augusto Algueró quien le ofrece un tema con el que no había pasado mucho con otros intérpretes, pero que en la voz de Bravo se convirtió en el número uno de las radios de toda España y posteriormente en Latinoamérica. Esa canción fue “Te quiero, te quiero”.

Aquí está la magnífica interpretación orquestada en la voz de Nino Bravo, de “Te quiero, te quiero”, la canción que lo lanzó a un estrellato sin retorno:

https://www.youtube.com/watch?v=Y-IOkADqVk8&ab_channel=mibellagenio007

Participó representando a España en múltiples festivales de la canción incluyendo el fallido intento a Eurovisión en el reality español “Pasaporte a Dublín” en 1971, donde increíblemente se le negó la representación. Eso sí ganó el VII Festival de la canción de Río de Janeiro compartiendo su honor con un artista estadounidense. Luis Manuel como Nino Bravo ya cosechaba triunfos y la fama lo arropaba; su éxito en el mundo y especialmente en Hispanoamérica creció como espuma.

Un beso y una flor

Pero la canción que lo inmortalizaría fue «Un beso y una flor» un tema compuesto por José Luis Armenteros y Pablo Herrero en 1972. Se trata del éxito más relevante en la carrera del cantante valenciano, dando título a un sencillo y a un álbum que generaron miles de ventas en los años 70. El videoclip de la canción fue grabado por Nino Bravo en las Islas Baleares (Mallorca, Menorca e Ibiza) por el Ministerio de Información y Turismo, tratándose del único vídeo en color conservado del artista.

https://www.youtube.com/watch?v=maEVfX9zRIE&ab_channel=DiscoBar80

El escritor Darío Ledesma es el autor de la primera biografía autorizada del artista: “Nino Bravo, voz y corazón”. Ledesma creó en 1999 .Un beso y una flor., la primera página web dedicada a Nino Bravo que luego se convertiría en la web oficial del artista. A propósito del aniversario el autor Ledesma afirma, “Nino Bravo tiene una historia y un mito creado a su alrededor, que es lo que atrapa y atrae a tantas generaciones que no vivieron en la época en la que desarrolló su trayectoria artística; y hace también que, hoy en día, Nino Bravo esté presente y que estemos hablando de él 50 años después de su fallecimiento”.

“Libre” y “América”, temas revolucionarios

Para 1972 y con nuevo mánager aparte del álbum “Un beso y una flor”, produce “Mi tierra”. Posteriormente los mismos José Luís Armenteros y Pablo Herreros le aportan otro tema que sería éxito asegurado, “Libre”. Esta canción conjuntamente con “América, América” tienen un sentido liberador y han sido tomadas en algunas esferas con cierto sentido revolucionario y de reivindicación.

https://www.youtube.com/watch?v=F3DIGmi1L0I&ab_channel=NinoBravo-Topic

También se convirtió en promotor de artistas como el dúo ‘Humo’, a quienes invitó en 1973 a grabar a Madrid. En abril de ese año había comprado un auto nuevo, un BMW y el 16 muy temprano viaja con su guitarrista José Juesas y el dúo ‘Humo’ a Madrid. Siendo él mismo el conductor tuvo la mala fortuna de perder el control del auto (seguramente conducido a alta velocidad) y a 90 Km de la capital española en una curva de la localidad de Villarrubio sufre un aparatoso accidente, donde lo más probable, por la falta de usar el cinturón de seguridad el cantante lleva la peor parte con múltiples traumatismos.

El fatídico 16 de abril

Con apenas 28 años Nino Bravo murió el 16 de abril de 1973, sobreviviendo sus pasajeros invitados. Por esos tiempos, a pesar de que la mayoría de autos tenían cinturón de seguridad, era opcional su uso. Solo en 1974 se reglamenta y se deja como obligatorio el cinturón de seguridad en España. Tal vez, si Nino Bravo lo hubiese llevado puesto pudo salvar su vida y no hubiésemos perdido de forma tan temprana una de las mejores voces que ha dado el mundo de la canción pop. Estaba casado con Amparo Martínez con quien tenía una hija de algo más de un año (Amparo), pero su esposa estaba embarazada de otra niña, que nacería el 27 de noviembre de 1973 y se llamaría Eva.

Póstumamente apareció su último álbum que había grabado, con el rótulo de «América, América» canción también escrita por José Luis Armenteros y Pablo Herrero. La orquestación fue producida en Londres mientras que la voz fue grabada por Nino Bravo en Madrid, tan solo unas semanas antes sufrir el accidente que le costaría la vida. El álbum salió al mercado unos meses después de su muerte y en solo unas semanas se convirtió en un éxito de ventas. El sencillo alcanzó el número uno de las listas de éxitos españolas en 1973. En 2013, el tema fue incluido en el Salón de la Fama de los Grammy latinos.

https://www.youtube.com/watch?v=7sUvASlQiAM&ab_channel=ALBERTOCS

Hoy en su memoria se han escrito varios libros, se mantiene un grande y valioso club de fans y en su tierra natal, Ayelo de Malferit, se conserva el museo de Nino Bravo. Incluso su cuñado Manu,  llegó a ser el alcalde del municipio, gracias en buena parte, a su legado. En la calle Lérida de la capital Valenciana se ha erigido un busto de bronce en su homenaje. Cincuenta años después, Nino Bravo sigue siendo un fenómeno musical vigente, una leyenda que ya trasciende a varias generaciones, que hoy repiten el estribillo poema:

“Al partir un beso y una flor, un te quiero una caricia y un adiós.

Es ligero equipaje para un tan largo viaje, las penas pesan en el corazón.

Más allá del mar habrá un lugar donde el sol cada mañana brille más

Forjarán mi destino las piedras del camino, lo que nos es querido, siempre queda atrás…”

Nino Bravo, por siempre.

Aquí está un resumen de su historia musical:

https://www.youtube.com/watch?v=jQcCPjomBKQ&t=48s&ab_channel=RadioZonaF

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

PUBLICIDAD