Actividad física: salud y calidad de vida

 “Según la OMS, “al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para  obtener beneficios en su salud, constituyéndose en el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo”, incrementándose como consecuencia del  COVID 19,  el cual disparo los porcentajes de inactividad,  sumado al estrés producido por las múltiples noticas sobre el virus, el consumo de alimentos altos en calorías, las olas de nuevas tecnologías, largas horas de trabajo frente a un computador y por otro lado la inestabilidad económica por la falta de empleo. El incremento del sedentarismo en la humanidad, va relacionado con los problemas físicos como enfermedades cardiovasculares y problemas de obesidad en todas las edades; de igual manera en la parte menta, la estabilidad psicológica y emocional de las personas.

Es importante mencionar los múltiples beneficios que conlleva realizar deporte y actividad física a diario, siempre teniendo en cuenta el tiempo acorde para cada edad: la mejora del funcionamiento del sistema cardiovascular, respiratorio, digestivo y endocrino, fortaleciendo el sistema osteomuscular, aumentando la flexibilidad, coordinación y equilibrio. Y a nivel mental, se beneficia la tolerancia al estrés, mejora la autoestima, genera efectos tranquilizantes y antidepresivos, aumenta la sensación de bienestar, previene el insomnio, regula los ciclos de sueño y mejora los procesos de socialización. La práctica deportiva en cualquier tipo de intensidad sea baja, media o alta tiene un efecto positivo sobre la salud física y mental debido a que produce liberación de endorfinas sustancias actúan directamente sobre el cerebro produciendo sensación de bienestar y relajación.

Cabe resaltar que hoy en día nos motivan e impulsan a la práctica de actividad física y deporte, pero no se educa el cómo hacerlo de la manera correcta, teniendo en cuenta la intensidad adecuada en cada uno de los grupos poblacionales, los cuidados antes y después de la actividad, la alimentación sana y buena hidratación. Es importante educarse y tener en cuenta estos factores al momento de la actividad física que conlleven a tener un cuerpo y una mente sana.

 La actividad física y el deporte tienen un gran reto en los próximos años, empezando por empoderar a las personas de todas las edades, a desarrollar programas que disminuyan los factores de riesgo que comienzan en la infancia y aumenta con la edad, generando un deterioro de la calidad de vida y muerte prematura. Esto implica que la actividad deportiva debe considerarse un elemento central y fundamental en los programas de promoción de la salud.” (Yeferson Enrique Pérez Burbano, Licenciado en Educación Física, con experiencia en entrenamiento deportivo, ESAP Territorial Nariño- Alto Putumayo)

Comentarios

Comentarios