¡Apoyemos a nuestros artesanos del Carnaval!

500 visitas

Compartir artículo en:

El Carnaval de Negros y Blancos es más que una festividad; es el latir de nuestra identidad, la expresión de nuestra cultura y el motor de nuestra economía local. Sin embargo, detrás de cada colorida comparsa y majestuosa carroza, hay una historia de esfuerzo, dedicación y sacrificio que merece ser reconocida.

Nuestros artesanos son los verdaderos héroes del Carnaval, aquellos cuyas manos expertas dan vida a las figuras y esculturas que llenan de magia la senda. Pero su labor, aunque vital, muchas veces queda en la sombra, sin recibir el reconocimiento y apoyo que merecen.

Las cifras hablan por sí solas: el Carnaval de Negros y Blancos genera una derrama económica cercana a los 50 mil millones de pesos, y su impacto se extiende al Producto Interno Bruto (PIB) del municipio de Pasto y del departamento de Nariño, representando alrededor del 0,70% y 0,41% respectivamente.

Esta fiesta no sólo dinamiza las actividades formales, sino también las informales, generando aproximadamente 1,500 empleos directos e indirectos, contribuyendo a la generación de empleo en varias ramas de actividad económica, configurándose el impacto económico del carnaval de Negros y Blancos entre otros, por la movilidad de recursos destinados a su organización y operatividad haciendo parte de estos el rubro de aporte a la calidad de las expresiones artísticas que participan en el carnaval: para el 2024 en el caso de la mayor de las categorías en modalidad carrozas fue de 72 millones, y para la modalidad disfraz individual en el mejor de los casos de  5.08 millones.

En el escenario mencionado, el aporte no logra llevar a punto de equilibrio la inversión realizada por los artesanos (una carroza llega a costar hasta 100-120 millones de pesos conforme a declaraciones de algunos cultores consultados) en clave de participar en el magno evento, debiendo recurrir a vender/alquilar sus creaciones a otros festivales a nivel nacional, entre otras prácticas donde la esencia o piedra angular de la festividad como lo son sus cultores y artesanos, es uno de los eslabones menos favorecidos en términos no solo económicos, sino de fortalecer sus capacidades, cerrar brechas de sofistifación en su oficio, conectarlos con otros mercados, y claro hacer de su trabajo y el aporte del mismo en pro de esta festividad, algo sostenible y rentable.

Es por eso que hoy hacemos un llamado a la comunidad: es hora de apoyar a nuestros artesanos, de asegurar que su trabajo sea valorado y recompensado adecuadamente. No se trata solo de preservar una tradición, sino de garantizar el sustento de quienes hacen posible esta celebración año tras año.

Para fortalecer el apoyo a nuestros artesanos, radiqué hace unas semanas por medio de un proyecto de acuerdo, una propuesta para la implementación de la figura de aportes voluntarios. A través de este mecanismo, los ciudadanos tendrán la oportunidad de contribuir con un porcentaje de manera voluntaria, sobre el impuesto predial, a los aportes a la calidad y fortalecimiento del oficio artesano destinando esos recursos específicamente a reconocer y respaldar el invaluable trabajo de los maestros artesanos. Con los aportes voluntarios de la ciudadanía podría alcanzarse un recaudo estimado de más de 3 mil millones de pesos, siendo cautos incluso en las estimaciones.

La solidaridad y el compromiso de cada uno de nosotros son fundamentales para asegurar un futuro próspero para nuestros artesanos, y para garantizar la continuidad de una de nuestras más importantes tradiciones. Es hora de demostrar que somos una ciudadanía unida, que valora y protege su patrimonio cultural.

Este año, más que nunca, el Carnaval está en los ojos del mundo. En un momento en el que la pandemia y otros sucesos sociales y climáticos han afectado gravemente nuestra economía y nuestro espíritu, el Carnaval representa una oportunidad única para revitalizar nuestra ciudad y reafirmar nuestra identidad como comunidad.

Además de los aportes voluntarios, la propuesta radicada contempla que las autoridades municipales y departamentales reconozcan el valor del trabajo de nuestros artesanos y proporcionen el apoyo necesario para el  desarrollo y crecimiento de la figura de aportes voluntarios. Esto incluye la difusión del mecanismo y por ende el estimulo necesario para que la ciudadanía se movilice, así como la creación de un sello de reconocimiento “Yo también soy carnaval” para aquellos que se animan a generar un cambio.

En este momento continuamos esperando el concepto de la Secretaría de Hacienda, con relación a los posibles impactos sobre el Marco Fiscal municipal  y que el proyecto continue su trámite en el Concejo Municipal, tal que, si este se desarrolla de manera eficiente, sería posible incluso que este aporte pueda empezar a ser recaudado en el presente año y contar con recursos para el Carnaval 2025

¡Los invito a unirse a esta causa, compartir este mensaje y que hagamos del Carnaval una celebración aún más grande y significativa para todos!

Pd: Si quieren saber más del proyecto, aquí les dejo este video que compartí hace unos días en mis redes sociales.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS