Boric, la esperanza de los chilenos

El contundente triunfo de Gabriel Boric sobre José Antonio Kast en el balotaje, celebrado en las elecciones presidenciales de Chile, nos indica que no hay nada que temer a los gobiernos surgidos en la izquierda. Boric pretende hacer un gobierno socialdemócrata, buscando el diálogo nacional entre todos los sectores de la sociedad chilena, de manera particular, asegura es que el sector empresarial no se verá afectado por los programas que tenga que implementar.

Boric viene a renovar la política no solo de chile, sino que se convierte en el líder que pretende hacer una revolución pacífica, que tendrá gran significancia para Latinoamérica. Pues, Chile es uno de los países referentes para la aplicación de políticas en la región, de manera particular de los modelos de salud y pensiones. Uno los grandes retos que tiene que afrontar el nuevo presidente es ejecutar planes para la implementación de la equidad, teniendo en cuenta de que la chilena es una de las sociedades más desiguales, hecho que llevó a que en octubre de 2019 se presentara el estallido social, que conllevó a convocar una Asamblea Constituyente que permitirá renovar la Constitución vigente desde la dictadura de Pinochet.

Es importante tener en cuenta que el presidente electo ha sido activista estudiantil y fue un factor importante al rechazar las políticas de Sebastián Piñera durante el estallido social de Chile. Pero también ha venido desempeñándose como diputado de la República, que le ha permitido asumir una férrea oposición a las políticas neoliberales agenciadas desde el Palacio de la Moneda, o bien desde Washington, o bien desde la banca mundial, o bien desde el fondo Monetario Internacional.

Lo que le espera a Boric no es fácil: tener que cambiar una política neoliberal por una de bienestar. Pero tampoco es un imposible, lo más seguro es que se necesite de varios periodos presidenciales para lograr estructurar un plan de desarrollo que genere mayor equidad. Será el comienzo de un tiempo donde se les devuelva la esperanza a los chilenos.

Algo ventajoso que tiene Boric es que es una persona de diálogo; de hecho, lo primero que sucedió, luego de conocerse su triunfo, es recibir una llamada del presidente Sebastián Piñera, quién llamó a felicitarlo. Pero también, su contendor, José Antonio Kast (de derecha radical), se comunica para reconocerle el triunfo y ofrecerle su apoyo. Esto es buen indicador, si se tiene en cuenta los antecedentes que conocemos con el temor que se siembra con un gobierno izquierdista en la región.

Lo que se viene para los chilenos es un gran pacto nacional, donde se transforme el sistema de salud tan precarizado, para hacerlo accesible para los sectores populares, que sea incluyente. Para ello los estratos más altos deben subsidiar la salud de los de menores ingresos; lo mismo ocurre con el tema de las pensiones. El modelo chileno fue copiado por Colombia con la implementación de la ley 100 de 1993, relacionada con salud y pensiones; la Ley 50 de 1990 de la liquidación de cesantías.

La izquierda chilena tiene un gran compromiso, marcar la pauta para deshacerse de ese estigma de que es una dictadura como la de Venezuela o trae consigo pobreza y desplazamiento. Bolivia es un claro ejemplo de prosperidad económica y reducción de la pobreza y la marginalidad, cuando los recursos naturales se explotan en beneficio de la sociedad y no solo de las élites.

Boric ha demostrado ser un líder de diálogo más que beligerante, lo que le posibilita entrar en un acercamiento con los grandes empresarios y las multinacionales que hacen presencia en el país austral. Lo que se requiere es que haya una tributación progresiva, donde los grandes empresarios paguen más para que los que ganan muy poco reciban beneficios como acceder a una educación gratuita.

En hora buena los chilenos deciden de manera democrática el rumbo del país con una política de izquierda auténtica que les devolverá la esperanza. Las cosas no serán fáciles. Todo depende un gran pacto nacional. Pero será un gran indicador para Colombia, que en esta oportunidad tiene la mejor opción para el cambio.

Comentarios

Comentarios