El color vestido de luz o el tejido ancestral. – Los terapeutas de la paleta y el pincel-

El arte hermana a los hombres y los pueblos. Con motivo de la visita de una delegación de Perú a nuestra ciudad y en el ánimo de recordar este evento se piensa en el arte como ese puente entre pueblos hermanos.
Encontramos a dos grandes maestros, Boris Arteaga y Hernán Córdoba a quienes robamos unos minutos de su valioso tiempo para escuchar su testimonio de luz y color que empieza a tomar forma en la Casa de la Justicia de nuestra ciudad.
La maestría de los pintores BORIS y HERNÁN atrae las miradas, los abrazos y la profunda admiración de los transeúntes, quienes extasiados se detienen a contemplar a estos dos paladines en plena accion. Junto a ellos dos magníficas pintoras, Grace Botina y Cristina Villota, entregan lo mejor de sí para plasmar en cada pincelada un mar de su inagotable talento.
Diferentes entidades, en cabeza de la alcaldía municipal de Pasto y el doctor GERMÁN CHAMORRO DE LA ROSA, hacen posible que los propios de esta ciudad contemplemos la inigualable belleza del arte pictórico, que se regala a todos por igual y se entrega generoso y bueno.
Excelente iniciativa, encomendada acertadamente a dos grandes pintores regionales. A ellos y su equipo de trabajo unas sinceras felicitaciones y la gratitud por concedernos su valioso tiempo que nos permitió aproximarnos a esa labor que hace de este rincón de nuestro ciudad un espacio para soñar, admirar y apreciar el aporte del arte pictórico y su incidencia en una armonía interna, que se va pintando poco a poco a medida que nuestros ojos recorren cada una de sus brillantes pinceladas.
Esperamos que la administración municipal continúe apoyando a estos dos paladines en su sagrada misión de obsequiarnod arte y cultura. Aplausos a este acierto artístico y cultural.

Comentarios

Comentarios