En Ipiales capturaron a cinco policías por tener presuntos vínculos con la Segunda Marquetalia

La investigación de un fiscal de la Estructura de Apoyo (EDA) y servidores del CTI permitió establecer que el grupo de cinco patrulleros activos de la Policía Nacional en Ipiales, presuntamente, integraban la estructura delincuencial Sin fronteras, del que también hacen parte integrantes del Grupo Armado Organizado Residual Segunda Marquetalia, de las de las Farc.

Según la investigación, los uniformados venían delinquiendo desde 2020 en favor de esta estructura en este municipio nariñense con hurtos, secuestros, extorsiones, tráfico de estupefacientes, homicidio y tráfico de migrantes. Los uniformados no realizaban los operativos contra esta organización criminal y demoraban las acciones de control y captura.

Al parecer recibían entre $60.000 y $400.000 diarios para que revelaran la ubicación de cámaras de vigilancia en sectores donde cometerían los delitos. Servidores del CTI, cumpliendo una orden emitida por un juez de El Contadero (Nariño), junto con agentes de la Sipol de la Policía, capturaron a los patrulleros: Álvaro Solarte Ortega, Alirio Andrés García Suárez, Dilan Ricardo Barreto de La Hoz, Faiber Samir Naranjo Hernández y Brayan Hamilton Montenegro Duqueza.

Las indagaciones permitieron establecer que en marzo de 2021, el patrullero Hamilton Montenegro habría sido contactado por el segundo comandante de la disidencia, alias Edilio, quien solicitó trabajar con la estructura criminal para verificar cámaras de seguridad.

Presuntamente, le ofreció entre $500.000 y $1’500.000 por cometer homicidios selectivos de venezolanos y colombianos. Además, el uniformado habría llegado a un acuerdo para vender munición para pistola 9 milímetros.

En el 2021, en Ipiales fueron cometidos tres homicidios. El primer caso se registró el 30 de julio en el que murió un ciudadano venezolano. Los otros dos casos, 5 y 21 de agosto, fueron asesinados dos colombianos por la disidencia residual Segunda Marquetalia.

La investigación penal estableció que ninguno de los tres casos fue atendido por los patrulleros investigados, como les correspondía hacerlo dentro del cuadrante donde se registraron los homicidios.

La Fiscalía Seccional estableció que Álvaro Solarte Ortega, Alirio Andrés García Suárez, Dilan Ricardo Barreto de La hoz, Faiber Samir Naranjo Hernández, entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, en el sector de El Acopio, presuntamente cobraban extorsiones a personas dedicadas al tráfico de migrantes, que salían de Ipiales rumbo a Cúcuta (norte de Santander).

Los agentes recibían entre $50.000 y $500.000 diarios que cobraban a los conductores de los buses que transportaban migrantes para que salieran sin ninguna restricción. Los integrantes de la Segunda Marquetalia les pagaban, al parecer, también a los uniformados para que no hicieran registros en los buses, no exigieran documentos a los extranjeros y les informara sobre la presencia de miembros de la organización criminal venezolana el Tren de Aragua.

Un fiscal les imputó, a cuatro patrulleros, cargos por los delitos concierto para delinquir en calidad de cómplices en concurso con concusión y cohecho propio. Al uniformado Brayan Hamilton Montenegro Duqueza le imputaron cargos por homicidio, concierto para delinquir agravado, porte ilegal de armas y cohecho. El juez avaló la imputación y dictó contra los 5 patrulleros medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Comentarios

Comentarios