Inquisición Cultural en La Nación de los Pastos??? (Parte 2)

4

AQUI LA PARTE 1: Inquisición Cultural en La Nación de los Pastos??? (Parte 1)

 1

Fuente imagen:

de-avanzada.blogspot.com

 

5

1.  Trapiche Nariñense

Fuente: sandona-narino.gov.co

 6

2. Bebida de “Fruta Alicorada”

Manizales Colombia

 

 

7

 

3. Bebida de “Fruta Alicorada”

Salón de bebidas Valentino

Gourmet Manizales Colombia

8

4. Imagen tomada de www.soho.com.co

 

9

 

 

             

5. Policía y unidad de control de espacio

 

público que se ubican hasta  altas

 

horas de la noche en el parque Santiago

 

10

 

 

6. Vendedor de hervido y espacio social

que generaba dicha tradición Pastusa,

situación hoy en día perseguida por

las autoridades y radicalmente extinta

(inquisidores  culturales ¿?)

 (…) Al parecer este paisano algunas veces en su producto usa “chapil”, bebida obtenida de la caña de azúcar producida por trapiches artesanales la cual pasa por ciertos procesos hasta generar dicha bebida (imagen 1), motivo por lo cual se consideraría dentro de las leyes Colombianas como un licor ilegal, porque desde luego existe un riesgo real para la salud… Sin embargo es bien sabido que “el propio hervido” va con chapil… Por otro lado algunos dirán que si alguien desea un hervido con licor “no perjudicial”, lo más indicado seria visitar las diferentes tiendas de café o bares de la ciudad en donde también se sirve, pero en mi experiencia personal he notado que de todos los que he tenido la oportunidad de degustar, definitivamente ninguno tiene aquel sabor casero que caracteriza a la perseguida venta del parque Santiago. Ante estos argumentos y otros más que defienden adecuadamente las dos partes, desde luego es claro que nos encontramos frente un tema controversial, pero no sé hasta qué punto la solución sea perseguir, erradicar y condenar dicha iniciativa que inicio hace tiempo atrás y ahora reafianza una costumbre netamente Pastense, más aun en un momento en el cual otras ciudades como Bogotá, Popayán o Manizales se encuentran en los últimos años reproduciéndolo en sus hogares y negocios, dándole otros nombres como “Fruta alicorada” (Figura 2), gozando de gran aceptación en sus comunidades e inclusive experimentando nuevas combinaciones en las cuales mezclan la fruta con Vodka o Ginebra (figura 3), reflejando la importancia que ellos le dan, mientras tanto nuestros líderes en vez de buscar soluciones viables y bipartitas para encaminarnos a una explotación turística e incluso declararlo como bebida insigne de la región, se encarga de perseguirlo para eliminarlo… Y es por ello que me recuerda este hecho lo sucedido en la edad media con la iglesia católica, lapso histórico en el cual toda idea adversa (científica o no) siempre sin ser contemplada era desaprobada, nunca asimilada y en lo posible extinta, hecho vergonzoso de los anaqueles de la humanidad con el cual podríamos realizar con toda la delicadeza pero a la vez certeza una analogía en diferente campo y a menor escala frente a lo que estamos viviendo en la región.

 

Y es por eso que levanto mi vos para generar conciencia, pues ya en el pasado mediante mis investigaciones por medio de MOCAN (Movimiento Civico Alianza Nariñense) he notado que varias de nuestras expresiones autóctonas han sido subestimadas e ignoradas turísticamente, dando oportunidad a un solapado boicot por regiones vecinas, para que finalmente las usurpen y posicionen como emblemas de sus departamentos,  algunos ejemplos claros son el champús y el cholado en Cali, las Achiras en el Huila o el helado de Paila en Bogotá (Figura 4)… Desgracias que nadie denuncia o analiza debidamente, presentándose por un lado una fabulosa conquista y expansión cultural por parte del pueblo Pasto, pero por otro un nulo impacto en nuestra sociedad, dado que no hay reconocimiento, retribución o tributo a nuestra colectividad, tal vez porque en este país centralista todo lo venido del fronterizo sur es inadvertido, y claro, si enhebramos más menudo, nuevamente descubrimos que la causa principal es una vez más la fuga de cerebros, pues los pensadores que deberían de protagonizar las luchas,  posicionamiento y aprovechamiento de nuestras expresiones culturales se han ido para siempre, mientras tanto nuestros servidores públicos clausuran estos negocios a la voz de que si permiten la venta de esta bebida en el parque Santiago es tener a dicho escenario como “cuna de los borrachos del mañana”… Y es por ello que mientras nuestra amada San Juan de Pasto se llena de robos y calamidades en tema de seguridad, de manera casi inédita, cual cancerbero, prefieren gastar abundante personal policial hasta altas horas de la noche en pleno parque para que no llegue este personaje a trabajar, mientras aquellos efectivos podrían estar patrullando y defendiendo nuestro amenazado bienestar (figura 5 ).

 

Con esto, mi deseo no es confundirlos pues la idea no es evitar lo inevitable, que en este caso sería la trascendencia por fuera de las fronteras de una agradable costumbre… Por ello quiero aclarar que antes que empeñarnos en evitar su difusión deberíamos trazarnos como objetivo apuntar al reconocimiento y posicionamiento nacional de la verdadera procedencia de estas prácticas y con ello acceder a todos los beneficios expansiónales, económicos, turísticos, históricos y culturales que trae dicho honor.

Si como yo, ustedes también sienten algo de dolor de patria ante estos sucesos, debo de decirles que frente a ello todos somos culpables, tanto estado como ciudadanos, pues por un lado muchos paisanos siguen nutriendo el “antipastusismo” consistente principalmente en una educación con desarraigo, desapego y desagradecimiento a lo propio, desbordada admiración por lo ajeno, actitud crítica destructiva que reniega, menosprecia y desprestigia nuestro potencial, entre otros  paradigmas realmente absurdos, que tienen como fin directo o indirecto que todo ser brillante se sienta desperdiciado si decide habitar nuestra tierra y desarrollar sus metas en ella… Mientras que por otro lado tenemos un estado regional que poca atención le presta a nuestras expresiones culturales incluyendo en este caso las gastronómicas, ignorando su viabilidad a la hora de vender turismo, generar empleos y riqueza cultural. Es por esto, que mientras continúe sucediendo esta pasividad bilateral, lo que un día fue netamente nuestro, continuara radicándose en tierras aledañas y seguirá puliendo otras culturas, atrayéndoles el interés internacional, mientras dichas expresiones se convierten en patrimonio inmaterial y fuente de trabajo de sus sociedades, inclusive evolucionando en su modo de preparación, para gusto y variedad del consumidor, perdiendo nosotros protagonismo en una culinaria que por excelencia ha sido nuestra en este país.

 

Con todo lo anteriormente dicho quiero decirles mis coterráneos que estamos presenciando como se teje la historia de un nuevo asesinato a otra expresión cultural de la Nación de los Pastos, protagonizada por nuestras propias manos, pues mientras esto acontece y pasa casi desapercibido, otras regiones no están dudando en acoger y explotar a nuestro hervido…

 

Para finalizar mis lectores los invito a que grafiquen en su imaginación algo que he tenido la oportunidad de presenciar, y es el haber visto como este vendedor cuando llega la policía junto con control del espacio público corre desesperadamente con su olla de barro, mientras  de ella se riega su contenido, y en este hecho puedo jurarles que veo claramente como no solo está corriendo un pastuso más que trato de rebuscárselas, sino que observo patentemente como una costumbre con todas sus virtudes y potencial la estamos amedrentando mientras se derrama su dulce sangre ante nuestros ojos…  Si logre tocar su corazón, ha sido con justa causa, y con ello les solicito comedidamente que en estos momentos de crisis no me vengan los paisanos que moramos en Nariño como quienes no, con máximas como las siguientes; “Es por eso que me fui de Nariño “, “Es por eso que a la primera oportunidad me voy de aquí o pido traslado en el trabajo”… A quienes ya citaron en su mente esta apocalíptica frase (que ha sido la artífice de nuestro atraso y nos ha hecho autores del mismo), me tomo el atrevimiento de decirles que por favor antes de abandonar a la tierra que nos ha dado todo, para irse a luchar por causas ajenas, más bien planten soluciones, no elijan el camino fácil como es el de desertar… Porque esta bella patria la construimos con ayuda de todos y si aquí suceden este tipo de cosas es porque no amamos con compromiso y responsabilidad nuestra región, y por lo tanto en momentos disyuntivos como estos, momentos en los que nos necesita “la tierrita”, nosotros no luchamos por ella, así que no deleguen responsabilidades a las gobernaciones de turno o a los políticos, y siempre tengan presente que donde vayan también habrán problemas, pero la diferencia con los nuestros, es que estos nos pertenecen y tenemos el deber legítimo y patrio de resolverlos … Buen día y no lo olviden que MOCAN busca crear identidad y cambiar mentes.

 

*** Recuerda… Si te gusto comparte en tu facebook, y así cada día tendremos más alcance y cambiaremos para el bien de nuestra tierra.… 

Comentarios

Comentarios