Luis Aury. I Parte

Por: Walter Benavides Antia
1788. Nace en París. Probablemente en ese año, hijo de Luis Aury e Isabel Maignet. Vive y realiza sus primeros estudios en el barrio Mont Rouge de París.
1800. San Martín y el Plan Maitland. El historiador argentino Rodolfo Terragno afirmó haber leído el plan y publicó en 1998 un libro titulado “Maitland & San Martín”. Concluye que San Martín conocía el plan antes de embarcarse hacia América. Veremos como El Plan Maitland jugará papel importante en las futuras relaciones del corsario Luis Aury con Simón Bolívar. El gobierno inglés, después de conquistar con San Martín el Perú (agosto de 1820), quiso incorporar la parte de la Gran Colombia y las islas del caribe a sus territorios. Es esa la razón por las Bolívar, no aceptó que fuera de la Marina de la Gran Colombia, como se verá más adelante. La preferencia de San Martín (conociendo o no el Plan Maitland), por un Príncipe británico, está bien documentada en los archivos del Foreign Office. También está comprobada su amistad con el General masón Sir James Duff, Conde de Fife, y con los representantes del gobierno británico en Suramérica, el Capitán Peter Heywood, el cónsul Robert Ponsonby Staples y especialmente el Comodoro William Bowles. Además, durante años tuvo como asesor y confidente al médico cirujano, el masón James Paroissien, quien había llegado a Buenos Aires en 1809 como espía de Inglaterra para organizar secretamente una tercera invasión. El plan fue diseñado por el General Thomas Maitland después que Inglaterra perdiera sus trece colonias de norteamérica y necesitara nuevos territorios que le suministrasen materias primas para su industria, así como minerales. Consistía literalmente en: Tomar Buenos Aires (San Martín lo hizo), asentarse en Mendoza (San Martín lo hizo), cruzar los Andes y emancipar Chile (San Martín lo hizo). Más tarde, a bordo de una flota, dirigirse hacia Perú y Quito para liberarlos (San Martín también lo hizo).
1801. Luis Aury sale de Francia. De 13 años se fuga de su hogar en Francia como sirviente de un bergantín que transporta mercancías a La Española (hoy Haití y Santo Domingo). Años después se casa con Cristina Levín, de familia judía danesa. En el mar Caribe encuentra una manera de hacerse rico sin mayores riesgos. Con un grupo de amigos se gana la vida jineteando potros, y rastreando reses cimarronas en los montes, que se han multiplicado con el paso de los años, en una parte de la isla La Española desde la época de Felipe II, cuando ante la queja del arzobispo de Santo Domingo, porque barcos holandeses e ingleses, con tripulación protestantes, descendían para comprar carne salada y llenar sus barriles de agua dulce. Según el prelado, el trato de españoles católicos con herejes era una amenaza para la pureza de la fe. Aury y sus amigos, sacrifican a tiros ganado cimarrón, cuyas carnes las ahumaban en fogatas en la playa, lo que los indios taínos llamaron “boukan” de donde deriva la palabra bucanero, familiarizada en el comercio de esa carne con los piratas de la Isla Tortuga en Haití.
1803. Luis Aury llega a Nueva York. Regresa a Francia. Entra como cadete en la marina de guerra francesa en 1802, y sirve como teniente de barco y timonel a bordo del Epervier, comandado por Jérôme Bonaparte, hermano menor de Napoleón, con el cual navega desde Le Havre (puerto del oeste francés) a Nueva York. En Estados Unidos empieza una vida de aventura y de aprendizaje como tripulante y luego se involucra en buques de corsarios y piratas.
Luis Aury corsario del Gobernador de Guyana. Junto a su socio el comodoro Charles Lominet, Aury recorre las costas del este de los Estados Unidos, del golfo de México, América Central y el norte de sur América. Ataca barcos ingleses, por cuenta de Víctor Hugues (1762-1826), Gobernador francés de la Guyana (en 1802 Hugues era gobernador de la isla de Guadalupe y Martinica en las Antillas). Así se convierte en corsario en el Mar Caribe con su amigo Lominet.
Continuará. antia53@gmail.com
Fuente: Libro. Guerrilleros del mar en la independencia de Colombia. 2022. En edición.

Comentarios

Comentarios