“Me creían desahuciada en el deporte”: Lina Maritza Pantoja, campeona de la maratón de Caracas.

440 visitas

Compartir artículo en:

Por Albeiro Arciniegas

De origen nariñense, obtuvo la medalla de oro en los Juegos Nacionales del eje cafetero y acaba de ganar la maratón de Caracas, Venezuela, Lina Maritza Pantoja proviene de una familia de consagrados deportistas; su padre, en los ochenta y noventa integró un equipo profesional de ciclismo y su hermano, actualmente, integra el equipo Orgullo Paisa y representa a la Liga de Ciclismo de Antioquia.

Un 23 de abril de 2006, en una escuela de la vereda La Laguna en el Municipio de Túquerres, se seleccionaron varios niños para competir en un campeonato intercolegiado y Lina Maritza fue elegida, cursaba entonces quinto de primaria y le fue muy bien en diversas modalidades. Fue recomendada a Julio Caiza, quien entonces coordinaba el Club Chasquis de Atletismo de la ciudad de Túquerres.

A su padre no le gustó mucho la idea porque consideraba que el deporte de alto rendimiento tiene un lado masoquista y es para sufrir, pero su abuelo la llevaba a los entrenamientos. En el Club Chasquis adelantó su formación en categorías infantil, menores y juvenil siendo campeona nacional en esas tres categorías.

En el 2013 ganó una beca Supérate con el deporte y estudió contaduría pública en la ciudad de Pasto, continuó su formación deportiva y se graduó como contadora en el 2019; viene entonces una etapa de vida laboral que dificultó su trabajo deportivo. Nariño es un departamento reacio al apoyo de los deportistas y ello genera obstáculos que a veces resultan insuperables.

Lina Maritza Pantoja decide entonces abandonar la parte laboral para dedicar su tiempo en un 100% a la práctica del atletismo, lo hizo en marzo del 2023; invierte recursos de su patrimonio en la implementación deportiva y la garantía de una alimentación adecuada y con su entrenador apuntan a juegos nacionales.

La medalla de oro en los diez mil metros va ser una auténtica sorpresa para un departamento cuya última presea dorada la ganó hace más de 20 años. “Nadie le tenía fe al atletismo, no se sabía que íbamos a conseguir medalla, incluso algunos periodistas que ignorantemente desconocen del deporte hasta llegaron a decir que yo ya me había perdido en el atletismo, no daban un peso por mí, me creían desahuciada en el deporte y les dimos la sorpresa”, manifiesta la atleta.

Tapar bocas es lo mejor y Lina Maritza Pantoja lo hizo. Derrotó a atletas como Angie Orjuela, clasificada a los Juegos Olímpicos de Paris, 2024, Carolina Tabares quien posee la marca nacional de los diez mil metros, gracias a un trabajo bien planificado y que contó con la orientación del experimentado entrenador Edgardo Zurata.

Como si fuera poco, cuatro días después obtuvo la medalla de bronce en la maratón de los juegos nacionales 2023.

Gana en Caracas     

Devota de la Virgen de las Nieves y con esa fe que hace fuertes a los nariñenses, así las condiciones no les sean propicias, Lina Maritza Pantoja, hace apenas algunos días tomó la salida en la Maratón de Caracas. Su objetivo en esa competencia era bajar su marca personal y clasificar quizá entre las tres primeras representando a la Liga de Atletismo de Colombia.

Era su primera vez en el lote de la élite integrado por atletas internacionales. “Al comenzar la competencia, con Raquel Agudelo, la otra representante de Colombia, salimos con un paso moderado; Agudelo me había ganado en juegos nacionales en la prueba de la maratón y es una chica con mucha experiencia en ese tipo de competencias, lleva cerca de cincuenta, y por eso me sirvió de referencia”, recuerda Lina Maritza.

“Cerca del kilómetro veinte me despegó de ella y de una competidora mexicana; en el kilómetro 21 veo a una rival que iba delante de mí, era argentina y, en el 23, alcanzo a una peruana que era la que iba liderando; me siento fuerte, tomo la punta y llego a la meta con una diferencia de diez minutos a mi favor”, explica.

Por donde se mire, Lina Maritza Pantoja es oro puro. Una talentosa mujer que con inteligencia, dedicación y talento está escribiendo importantísimas páginas en la historia del deporte nariñense; es conmovedor verla entre lágrimas festejando sus triunfos, agradecida con Dios y con la vida. Gracias a mujeres como Lina Maritza Pantoja el nombre de Túquerres, Nariño y aún el de Colombia brillan en el atletismo internacional; es la gran atleta del sur del país, una máquina hecha para devorar kilómetros, un orgullo nariñense.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS