No a la Revocatoria

Inicio esta crónica periodística solicitando respeto a las diferentes expresiones ciudadanas, son ellas el sustento de nuestra democracia. Opinar es un derecho que no podemos negar, mucho menos negarnos.

Igualmente debo expresar que la visión y posición política del actual mandatario de nuestro municipio nos ha colocado en orillas distintas. Lo cual no ha sido un obstáculo para reconocer las buenas gestiones del doctor Germán Chamorro de la Rosa en distintos sectores de nuestro municipio y en procura del bien común.

Por supuesto que hemos, sido críticos, con la libertad que nos da no tener vínculo laboral alguno con la administración. Mucho menos buscar contratos o lucrarnos de una relación estrecha y casi que familiar, por la proximidad, cercanía y afectos de nuestros padres.

La realidad es que en procura de este equilibrio periodístico, sin apasionamientos ni fanatismos políticos debo reconocer, como lo reconocen muchos, la buena gestión de nuestro alcalde. Las grandes inversiones y, sobre todo, ese pensar en las comunidades vulnerables del municipio.

Respeto la iniciativa de un grupo de ciudadanos de promover una revocatoria. Pero, insisto, ojalá brote de corazones movidos por el interés general y no, simplemente, por intereses políticos de quienes procuran un escaño en algún órgano legislativo.

Mi posición, repito, es apoyar los procesos administrativos que se vienen adelantando y gestando. No quiero referirme a tantas inversiones realizadas en diferentes puntos del municipio de Pasto.

Basta ver los diferentes titulares de prensa para darnos cuenta que estamos en buenas manos, que en medio de tanta crisis y estrechez económica ha tenido nuestro alcalde la sensatez de buscar y gestionar importantes recursos que fortalecen el desarrollo económico y social de nuestra gente.

Ya no estamos en épocas de agitaciones que promueven la bandera de la unidad para esconder oscuros intereses electorales. Hoy la visión debe ser distinta y generosa, sopesando los logros y destacando las bondades. Sin desconocer que aún es mucho el camino que nos falta por recorrer en este difícil tránsito hacia la equidad social.

Se deben escuchar las distintas Voces, la de quienes promueven una REVOCATORIA y la de quienes apoyamos una gestión.

Desde ya invito a un debate público que permita a la ciudadanía expresar su sentir y querer. No me queda duda que es una mayoría la que apoya la GESTIÓN del actual mandatario del municipio de Pasto.

Sea este un llamado a la cordura, a la sensatez, a la madurez política, ciudadana y emocional.
Reitero, apoyamos, con un gran grupo de ciudadanos, la gestión y trabajo de la administración municipal. También estamos en nuestro DERECHO de expresarlo, sin que seamos víctimas de insultos y atropellos.

Bienvenida toda expresión DEMOCRÁTICA, dentro de los canales de la inteligencia y equilibrio democrático. Esperamos se nos permitan canales informativos en los cuales podamos comentar sobre los significativos avances en distintas materias y renglones de nuestra economía y que han tenido incidencia en procesos ciudadanos y comunitarios.

Que esta expresión libre y democrática no se constituya en factor que impida el ejercicio constitucional de una plena LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Es una opinión que invita a un debate serio, sesudo y dentro de los ámbitos del respeto mutuo y la fraternidad. Todo lo demás es FANATISMO.

Comentarios

Comentarios