Precisiones sobre la sentencia contra “Pasto Deporte”

El pasado 19 de enero se presentó a la dirección de la institución Pasto Deporte el señor José Nel Gómez (a quien de manera muy permisiva alguna vez le facilitaron vivienda en el coliseo Sergio Antonio Ruano, otorgándole implícitamente algunos derechos y deberes). Él y su abogado dan a conocer una delicada información relacionada con una sentencia condenatoria en contra de la entidad.

Se trata de una demanda originada en el año 2014 cuando la directora era una señora de nombre Claudia Cano. De acuerdo al informe, el señor Gómez consideró que en ese momento por actuaciones de la señora Cano, se le vulneraron sus derechos, por lo cual instauró acciones legales que prosperaron sin mayores contratiempos para el demandante. Producto de ello hay una sentencia que obliga a Pasto Deporte a resarcir unos significativos derechos económicos al señor José Nel Gómez.

El caso muestra evidencias de una defensa jurídica de la institución fallida o no exitosa al menos por tres hechos. Primero porque la demanda prosperó en su totalidad y los demandantes lograron exitosamente sus pretensiones. Segundo, porque a pesar de ser una clásica reclamación por derechos laborales que normalmente tarda años, en este caso permitió agilidad en el tiempo. Tercero, habiendo todas las posibilidades y voluntades de hacerlo no hubo un proceso de conciliación favorable a la institución.

La notificación de este fallo por la autoridad judicial fue realizada vía correo electrónico el 27 de mayo de 2020 a varios correos de la alcaldía de Pasto y de Pasto Deporte, sin que la dirección del instituto tuviera conocimiento de la misma en ningún momento. La información nunca fue derivada al director, como el conducto regular lo exigía. Punto preocupante, ya que, teniendo conocimiento de un fallo condenatorio llegado a varios destinatarios, no se le haya dado el trámite necesario ni la atención debida. O al menos darlo a conocer a la dirección del instituto, ya que esto genera suspicacias.

¿Había algún interés en ocultarlo y evitar salpicar a la señora Cano?, persona esta de quién se dice está desesperada por llegar a la dirección del instituto y de paso ayudar a calmar presiones contra el alcalde Chamorro. Amén de una posible inhabilidad, es objetiva la incompatibilidad ética ya que la dirección de Pasto Deporte deberá investigar y determinar de manera inobjetable las responsabilidades que le puedan caber a la señora en mención.

Pero también dada la pérdida contundente del caso, deben revisarse las actuaciones de la defensa institucional y jurídica, que permitan determinar si se hizo un juicioso seguimiento y acompañamiento, que descarte negligencias en su manejo. Es evidente que esto le hace mucho daño a la institución que ya de por sí tiene muy menguados sus recursos y que afecta de paso a la misma alcaldía que deberá ‘tomar el toro por los cuernos’ en este desafortunado episodio.

Se hacen estas precisiones, para evitar desinformaciones o información descontextualizada, haciendo claridad sobre la imposibilidad hoy de evitar la condena por los mismos antecedentes de una defensa jurídica ya vencida con anterioridad y el no conocimiento de la notificación de forma oportuna, teniendo en cuenta que sí llegó a otros destinos o instancias. El evidente detrimento patrimonial de la institución que se viene por cuenta de esta sentencia, no debe echársele tierra por la presión política. Los buenos gobernantes, que no son pusilánimes, demuestran autoridad y carácter.

Comentarios

Comentarios