Yo, ¿Terrorista y líder de la “primera línea”?

“Sus redes sociales como Facebook lo confirman y es necesario investigarlo, porque sería uno de los instigadores de todo el daño que le han causado al Municipio de Pato (sic) en el último mes de vandalismo y terrorismo, como también la conformación de “jóvenes de primera línea” patrocinados por Petro, Gustavo Bolívar y la izquierda de Colombia, el denunciado es uno de ellos”.

Abogado denunciante

Comienzo esta denuncia periodística citando textualmente lo expresado en el inciso primero del artículo 69 de la Ley 734 de 2002, que, entre otras cosas, dispone lo siguiente: “las denuncias y quejas falsas o temerarias, una vez ejecutoriada la decisión que así lo reconoce, originarán responsabilidad patrimonial en contra del denunciante o quejoso exigible ante las autoridades judiciales competentes”.

Considero que la denuncia PENAL presentada en mi contra en fecha 28 de mayo de 2021 ante la FISCALIA GENERAL DE LA NACION se enmarca en los conceptos de falsa y temeraria. Desde sus primeras líneas, así lo puedo concebir. Para tal fin me permito trascribir lo denunciado y expuesto por el abogado Bolívar Madroñero Hernández, identificado con cedula de ciudadanía No. 79.300.961 de Bogotá.

El citado denunciante me acusa penalmente por “LOS PRESUNTOS DELITOS DE INDAGACIÓN (sic) AL DELITO, INSTIGACIÓN A LA VIOLENCIA, INSTIGACIÓN AL TERRORISMO, CALUMNIA, FALSO TESTIMONIO, ADOCTRINAMIENTO A NIÑOS Y JOVENES, CONTRA EL DOCENTE CAMPO (sic) EMILIO OBANDO ACOSTA C.C 12.983.851 DE PASTO DE LA INSTITUCION EDUCATIVA MUNICIPAL MARIAGORETTI DE LA CIUDAD DE PASTO”.

Desde sus renglones iniciales generosos en faltas de ortografía, sintaxis e inexactitud de rigurosidad investigativa, puedo colegir el tipo de profesional que presenta en mi contra esta denuncia penal.  En primer lugar, no se trata  de INDAGACION AL DELITO, sino de Instigación al delito; en segundo lugar, afirma que soy docente en ejercicio, una mentira de grandes proporciones por la sencilla razón que me retiré de este ejercicio en el año 2015 como consta en los documentos solicitados por la oficina de CONTROL INTERNO  de la alcaldía municipal de Pasto; igualmente asevera que soy docente de la Institución Educativa Municipal María Goretti, nada más falto a la verdad y la razón es sencilla, como ya lo expliqué, no ejerzo la docencia desde el año 2015.

Esta simple falta de rigurosidad y descuido por parte de un profesional del derecho deja entrever su alta incapacidad y desconocimiento de las más elementales normas y requisitos para presentar una denuncia de tan graves y delicadas implicaciones. Razones por las cuales el doctor ANDRES FELIPE DAVID GOMEZ, Director de Control Interno Disciplinario de la Alcaldía Municipal de Pasto, considera suficientes para que NO EXISTA MERITO en la investigación y se cierre definitivamente.

Sustenta su TEMERARIA denuncia en una publicación que realicé en mi perfil de Facebook y en algunos medios de comunicación que lo intitulé “Los “vándalos” del establecimiento” haciendo referencia a una nota publicada por el escritor y periodista GUSTAVO ALVAREZ GARDEAZABAL sobre los hechos presentados en Tuluá tras la quema del Palacio de Justicia de esa localidad. La nota a la que hago referencia fue publicada y difundida ampliamente por BLU RADIO, expresaba el escritor y periodista que “Pareciera que alguien da la orden de no actuar” y que en consecuencia se debe adelantar una investigación por las autoridades respectivas. Un llamado civilista y demócrata que expresa una inquietud que muchos compartimos. En este enlace pueden conocerse las notas mencionadas:

https://www.facebook.com/search/top/?q=los%20vandalos%20del%20establecimiento

En Mi nota reafirmo Lo expresado por el escritor GUSTAVO ALVAREZ GRDEAZABAL y formulo un llamado a la sensatez: “Los colombianos no podemos caer en este juego absurdo y perverso”. Nada que indique instigación al delito, al terror, a la muerte o a la barbarie, todo lo contrario, una voz que invoca la sensatez y las soluciones civilistas y cultas.

Posteriormente el abogado Bolívar Madroñero Hernández asevera que “En dicho comentario hace aseveraciones muy peligrosas en estos momentos difíciles que esta (sic) el país, además compara a Gaitán con petro (sic) , y dice que la “ única forma que Potro (sic) no llegue al poder es que lo maten”. Reitero que su falta de rigurosidad, sintaxis, puntuación y redacción son realmente espantosas y desdicen de un profesional del derecho. Qué peligro puede encerrar la expresión que él destaca, de acuerdo a su criterio a los colombianos se nos debe imposibilitar la LIBERTAD DE OPINION Y EXPRESION, consagrada en nuestra Carta Magna y reconocida y defendida por prestantes juristas y ratificada por las altas cortes colombianas.

Igualmente afirma en su denuncia que “Todos sus comentarios son incendiarios y más aún si son de un Funcionario Público (sic) que no debe participar en Política (sic), se les está prohibido”. Sobra decir que, una vez más, su falta de rigurosidad y ética, llevan o inducen a la justicia y autoridades colombianas a unas equivocaciones que exigen para su aclaración tiempo e investigación. Un verdadero congestionamiento de la justicia en detrimento de la verdad. Reitero que no soy funcionario público, que ejerzo como periodista y que no considero ni grave ni delicado afirmar que Petro reúne características ideológicas y doctrinarias que lo asemejan a Gaitán, es mi concepto y lo defiendo. No veo delito alguno.

A continuación, asevera el denunciante que “Sus redes sociales como Facebook lo confirman y es necesario investigarlo, porque sería uno de los instigadores de todo el daño que le han causado al Municipio de Pato (sic) en el último mes de vandalismo y terrorismo, como también la conformación de “jóvenes de primera línea” patrocinados por Petro, Gustavo Bolívar y la izquierda de Colombia, el denunciado es uno de ellos”. Ni siquiera presume, afirma y sentencia e incrimina a altas figuras de la vida política nacional como Gustavo Petro y Gustavo Bolívar señalándolos y señalándome de ser los patrocinadores de la conformación de los “jóvenes de primera línea”. La misma justicia se expresó exonerando de toda responsabilidad a las figuras públicas mencionadas, pudiéndose considerar sus temerarias afirmaciones y sindicaciones como falsas y verdaderamente incendiarias.  Si soy “uno de ellos” que lo demuestre con hechos, con pruebas, con documentos y en rigor jurídico.

Sus señalamientos ponen en peligro mi vida, mi honra, mi integridad, la de mi familia y compromete mi buen nombre que jamás se ha visto implicado en hechos de terrorismo, violencia, actos delictivos o ajenos al cumplimiento riguroso de la Ley. Todo lo contrario, he recibido reconocimientos y distinciones de entidades como el CONCEJO MUNICIPAL DE PASTO y SECRETARIA DE EDUCACION MUNICIPAL, entre otras. Me llena de orgullo el ser uno de los ciudadanos que ha recibido LA MAXIMA MEDALLA AL MERITO CIUDADANO por mis servicios altruistas y desinteresados en pro del desarrollo local y regional. Muchas fundaciones y organizaciones me han distinguido con sus diplomas y medallas en reconocimiento a mi trabajo en defensa de los DERECHOS HUMANOS y en favor de la población vulnerable de nuestro departamento, municipio y país.

Y en un hecho que considero demencial y cercano a la locura, en el punto 5 de su denuncia asevera que “La foto siguiente demuestra con quien está rodeado, mire a esta señora con un camuflado”.  Y anexa una foto de un reportaje periodístico que le hiciera a la señora Andrea Arévalo vecina de la población de Yacuanquer y a quien desalojaron de una vivienda junto con sus dos niñas menores de edad.  El “camuflado” en mención es un saco de lana verde que puede decirse es “Made in Bomboná” y que no permite confusión alguna. Aquí puede verse la mala fe del denunciante y su pretensión de engañar a las autoridades y a la justicia colombiana, una verdadera perversidad que compromete igualmente la vida de una mujer cabeza de familia, víctima de la injusticia colombiana y una trabajadora del campo que lo único que pide es un rancho para ella y sus hijas. Acudí a ese llamado por cuanto sentí en las palabras de esta mujer la urgente necesidad de solidaridad y fraternidad. Puede verse este video en mis redes sociales y en diferentes notas que publiqué convocando a las autoridades y a la opinión pública a solidarizarse con esta colombiana y sus dos niñas que requerían la protección del Estado y la acción de sus gobernantes.  Insinuar tan solo que es una guerrillera, una delincuente o una terrorista por vestir con un saco de color verde es, realmente, atroz y demencial, un acto inescrupuloso y una clara muestra de una mentalidad oscura y pervertida. Dejo a consideración de los lectores el video mencionado y la constancia de la perversa acusación y señalamiento contra esta señora que imploraba un poco de respeto y mucho de clemencia del Estado colombiano:

https://www.facebook.com/pabloemilio.obandoacosta/posts/10227751768962685

Posteriormente expresa que “Su característica es incendiaria y llena de imprecisiones, convocando a que se dé un golpe de estado (sic) al Presidente actual IVAN DUQUE, esto es atroz y delictual (sic), son los que están falseando la verdad y generando incertidumbre y zozobra a los pastusos, y aún más grave adoctrinan con odio a los jóvenes que salen a destruir todo lo que se atraviese”. Sustenta su denuncia con una de mis notas en las que hago alusión al 10 de mayo como fecha de la caída del dictador Gustavo Rojas Pinilla. Un hecho histórico que no admite discusión alguna y que no puede considerarse como instigadora de odios o una tacita invitación a der un golpe de Estado al mandatario de los colombianos.

Igualmente, asevera en su denuncia que publicar una foto con la bandera al revés es un acto terrorista e instigador de violencia y destrucción: “La siguiente expresión de la bandera al revés es una de las tácticas de la guerrilla y el narcotráfico que nos quieren hacer creer que existe un descontento generalizado, pero no lo es son (sic) este tipo de personajes que denuncio los que incitan a la violencia. En la foto se ve que esta (sic) organizando el bloqueo de Pasto…”.  Anexa una de mis fotos en las que me encuentro solo y con una bandera, en la esquina de mi residencia y nada más. Ponerme al nivel de la guerrilla o del narcotráfico ya es realmente preocupante por las emociones y reacciones que puede generar en la opinión pública. Quien vea esta foto esbozará una simple sonrisa por la sencilla razón que no se ve a nadie, mucho menos bloqueando calles o incitando al odio o la violencia. La foto en mención es la siguiente:

Y me considera terrorista por invitar a un debate nacional sobre el “Cuatro por mil” del sector bancario nacional. Una medida que se consideró transitoria y que a pesar del tiempo continúa vigente.  No se mira o lee por ningún lado incitación o instigación al odio o la violencia, simplemente se formula un llamado para promover debates en este sentido. En el mismo recinto del congreso se llevó a efecto un pronunciamiento de varios sectores políticos que consideran que este impuesto es lesivo y retardatario para los colombianos. Esta es la nota:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10226485824074854&id=1322375506

Delicado que un profesional del derecho proceda así, con alevosía y en franca ignorancia del derecho penal. Que no sustente sus denuncias, que congestione la justicia colombiana, que ignore principios constitucionales consagrados como la LIBERTAD DE EXPRESION Y PENSAMIENTO y que intente confundir a los representantes de la justicia con argumentos falaces y sin sustento alguno.

Temeraria y falsa denuncia que me obliga a salir en defensa de mi buen nombre y honra y que exige un pronto pronunciamiento de la justicia colombiana. Todos mis escritos y pensamientos o pronunciamientos son públicos, rubricados y sustentados.

No se me puede catalogar de Guerrillero, narcotraficante, instigador de violencia, adoctrinador de la niñez y de la juventud, de organizador de jóvenes de primera línea y mucho menos de conspirador y promotor de golpes de Estado.  Me basta con ser escritor, periodista y buen ciudadano. Que yo sea el causante y promotor de todos los actos vandálicos en nuestra ciudad ya es demasiado y peligroso.

Por considerar delicada esta denuncia, realizada por un abogado que da muestras de crasa estupidez y perversidad, solicito a las autoridades, entidades y especialmente a la FISCALIA GENERAL DE LA NACION un pronto pronunciamiento. Y dejar constancia que mi vida se encuentra en peligro por estas graves sindicaciones que, reitero, no tienen sustento alguno y son producto de una mente enfermiza y fanatizada.

Comentarios

Comentarios