La biblioteca que tiene el nombre del excomandante de las FARC.

El poblado de Agua Bonita, se encuentra ubicado a una hora de Florencia, Caquetá. En este espacio hicieron la dejación de armas en 2017 alrededor de 300 exguerrilleros luego de firmar el Acuerdo de Paz. Actualmente, lo conforman más de 260 personas, entre exguerrilleros, campesinos y habitantes de La Montañita y veredas cercanas.

En el antes espacio de reincorporación, los antiguos guerrilleros y guerrilleras levantaron la Biblioteca Alfonso Cano, donde colocaron los libros que cargaron durante la guerra y los que les llegaron de donaciones. Este espacio ha sido de vital importancia tanto para los niños como para los y las exguerrilleras que se encuentran en programas de educación a distancia o validación del bachillerato. Funciona hasta el día de hoy como un pequeño espacio de lectura, de cómputo y de juego.

 

En el marco del programa Educare, una alianza entre la Cooperativa Multiactiva para el Buen Vivir y La Paz del Caquetá de los excombatientes y la Universidad de la Sabana, están recogiendo recursos a través de Vaki para poder ampliar la biblioteca con 120 metros cuadrados más. La ampliación de la biblioteca tiene un apoyo económico del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas, sin embargo, son necesarios más recursos. A través de esta vaki, se esperan recaudar sesenta millones hasta el mes de mayo, la meta es tener esta biblioteca para el Festival de Grafitti “Agua Bonita se pinta de colores” en mayo.

La idea es construir cuatro grandes espacios: una ludoteca con todos los materiales y juegos adecuados para niños y niñas, una sala de reuniones, la sala de cómputo y la biblioteca con todos los libros organizados. También se busca habilitar una emisora comunitaria, una papelería y una galería de la memoria de las Farc, además de adecuar ventilación y paneles solares.

Para Laura Fonseca, profesora de la Universidad de la Sabana y una de las gestoras del proyecto, “Educare es un proyecto de tres años para la construcción de un nuevo modelo educativo, que reconozca los valores campesinos y farianos y además le brinde a los más jóvenes una visión crítica y reflexiva de los problemas actuales del país”. Además mencionó que “es fundamental reconocer la educación como eje central de la reconciliación”.

 

Si quiere apoyar este proyecto puede hacerlo a través de este link:  https://vaki.co/es/vaki/bibliotecapopular

Comentarios

Comentarios