Colectivo de buses de la ciudad de Ipiales pide que la policía rectifique declaraciones

En días pasados un conductor de uno de los buses colectivos de Ipiales fue detenido por la policía y puesto a disposición de la Fiscalía General de la Nación al considerar que estaba cometiendo el delito de trafico de migrantes, tiempo después tuvo que ser dejado en libertad al no obtener prueba alguna que lo comprometiera con esta acusación.

William Bastidas, gerente de la empresa de colectivos, manifestó a los medios de comunicación lo siguiente: “Este es un procedimiento realizado de manera errónea que demuestra claramente un abuso policial, tomaremos las medidas legales pertinentes pues se está difamando a una empresa que lleva mas de 50 años en servicio a la comunidad. nosotros no estamos transportando gente de un país a otro. Solicitaremos mediante acción judicial una reparación directa a nuestro conductor y a nuestra empresa”.

Se espera que mediante la pronta y clara redacción de un comunicado de prensa, la policía Nacional rectifique sus acciones  y estos hechos no se vuelvan a presentar en la ciudad pues atentan contra el buen nombre de empresas o personas que son perjudicadas por acusaciones erróneas.

Comentarios

Comentarios