Comisión de la Verdad en París, panel “Hay futuro si hay verdad”

64 visitas

Compartir artículo en:

“El exilio es cuando el país te cabe en una maleta”, Angélica Pérez, París, 21 de abril, de 2023.

La cita era para ese viernes 21 de abril (2023), a las 18:00 horas (en Francia, y creo que en toda Europa, lo común es la llamada “hora militar”) en la Alcaldía de París, previa inscripción, con la advertencia de que se cerrarían puntualmente las puertas y ya no habría entrada. Varios integrantes de la Comisión de la Verdad estarían en las dos sesiones de ese panel, por invitación oficial de la Alcaldesa Anne Hidalgo. Algunas personas me habían comentado sobre este evento y les pedí que me inscribieran. Cuando llegamos había una nutrida fila, no sólo de compatriotas, sino de otras nacionalidades, quizá franceses en su mayoría de no colombianos.

Se hicieron las presentaciones de rigor ante ese auditorio lleno. La alcaldesa no pudo estar presente porque -según se nos informó- se encontraba en Ucrania, pero estaban algunos de sus más altos funcionarios además de una concejala. El Padre Francisco de Roux -en sus palabras de saludo y agradecimiento- dejó ver su regocijo también por la presencia del reconocido sociólogo Daniel Pécaut, con quien pareciera que le unen lazos de amistad. Al parecer había otros intelectuales de otras nacionalidades, además de colombianos. Como hasta entonces no se había nombrado embajador en Francia, se encontraba Gustavo Gallón, nuevo embajador ante las Naciones Unidas en Ginebra. En su saludo y agradecimiento a los presentes, el padre mencionó que Colombia tenía 9 millones y medio de sobrevivientes y 700 mil víctimas de asesinatos en estos últimos 50 años de esta fase de la guerra. El panel se desarrolló parte en francés (los hablantes franceses) y parte en español (los colombianos), con un audífono de traducción simultánea para ambos casos. Por lo apretado de estos textos para lectura de prensa, procuro resumir las dos primeras intervenciones, la del médico Saúl Franco y la del Padre de Roux, tan importantes como las del resto.

A Franco lo invitaron primero. Él es otro integrante de los once que componen la Comisión de la Verdad, que en el camino perdió a dos de sus integrantes: Alfredo Molano (un cáncer) y Ángela Salazar (cóvid 19). Franco comenzó sentando la tesis de que toda posguerra deja ciertas necesidades fundamentales, porque quienes la sufrieron desean saber “¿de dónde surgió todo esto?” Es decir, “¿qué pasó?, ¿por qué pasó?, ¿quiénes fueron los responsables? y ¿qué hacer para que esto ni siga ni se repita?”. Su conclusión: se necesita la Verdad, “porque sin verdad es imposible superar las heridas de la guerra; la verdad es una de las medicinas”. Pero no basta la Verdad, si no hay Justicia ni Reparación, que vienen a ser otras dos de cuatro condiciones. “Y no sólo una reparación material sino en la dignidad humana”. La cuarta es la Garantía de No Repetición. “En Colombia esta última no se ha dado. La guerra ha seguido” (recordé el título de la novela del escritor de Chambú Arturo Prado Lima, “La guerra sigue llorando afuera”, injustamente poco conocida en nuestra región).

Por esta razón en los acuerdos con las Farc, se creó un sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Para la Justicia, la Jurisdicción Especial para la Paz, que continúa por unos años más. Para la Verdad se creó la Comisión de la Verdad, cuyo tiempo ha terminado y la presentación, o mejor difusión, de su informe era el objeto del panel en el que nos encontrábamos. Además, está la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, complementaria a las dos anteriores. Como todo el país lo sabe, la Comisión de la Verdad no tiene fuero jurisdiccional ni judicial. Su objeto es construir una memoria colectiva de lo que ocurrió, pero sin implicaciones judiciales para los comprometidos.

El padre de Roux en su intervención mencionó las conversaciones de la Comisión con el nuevo gobierno, el del Presidente Petro, no sin antes deplorar que el anterior presidente, Iván Duque, se hubiera negado a recibir el Informe de la Comisión de la Verdad al no asistir al acto de entrega de las memorias y, peor aún, su postura frente negativa  a los acuerdos, actitud que le hizo perder más de un año al país, intentando él desmontarlos sin éxito, afortunadamente para Colombia, porque se le opusieron las mayorías de la sociedad civil y del Congreso.

Otro de los temas expuestos al Presidente Petro, según el padre, fue la necesidad de buscar y encontrar una transformación del Sistema de Seguridad en Colombia, para que dejen de presentarse no sólo delitos y crímenes en donde los principales involucrados han estado dentro en la Fuerza Pública, según sentencias judiciales.

El fino humor del padre de Roux nos refirió una anécdota de sus conversaciones con altos mandos de la Fuerza Pública:

En alguna reunión o conferencia para el efecto, un almirante le presentó con cierto orgullo alguna parte del sistema defensivo de nuestro país. Al terminar su exposición, el mismo almirante le pregunta:

-Padre, ¿usted qué opina de esta maravilla?

-Almirante, no entiendo una cosa. ¿Cómo las Fuerzas Armadas (FF AA) más numerosas de América después de las de EE UU, excelentemente equipado como ustedes me lo muestran, y tenemos alrededor de 10 millones de víctimas? ¿Qué es esta “seguridad”, señor Almirante?

-Eso es por culpa de ustedes que no nos dejaron ganar la guerra, padre.

-No, sr Almirante, la culpa es de ustedes que no nos dejaron consolidar la paz.

La opinión de la Comisión de la Verdad es que las FF AA deben ser “contenedoras” en los conflictos, sin opinar quién es el “bueno” o el “malo”. Al ser contenedoras, las FF AA se deben llevar los temas y problemática al poder civil, político, para que les den soluciones políticas; y a los jueces quienes deban ser judicializados.

Otro tema que hablaron con el gobierno actual es que el problema del narcotráfico no debe tener una solución violenta sino integral. Que el Estado haga presencia con los servicios que le competen: salud, educación, etc.

He procurado dar al menos, un mínimo detalle del transcurso del panel de los dos expositores, como dije. Fueron otros más en cada una de las dos sesiones. Por ahora pongo punto final. Me sobrecogió la frase con la que inició la representante de los exiliados, esas víctimas que deambulan en barrios calles extranjeras, que forman como una secta llena de amores, de solidaridades y quizá también de odios y envidias, como cualquier grupo humano.

“El exilio es cuando el país te cabe en una maleta”. París, mayo de 2023.

 

 

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS