Democratizar la paz (II) –Consolidar las Provincias Administrativas de Planificación

767 visitas

Compartir artículo en:

“La primera revelación innegable de esta crisis inédita en el mundo es que todo

 lo que parecía separado es inseparable”

Edgar Morin – 2003

Una vez planteado el desafío del aprendizaje y el conocimiento de la construcción de paz y transformación de conflictos en Nariño como urgente y determinante elemento estructural para la democratización de la paz en el Departamento (ver: https://pagina10.com/web/democratizar-la-paz-en-narino-i/ ), conviene aproximarnos a uno de los retos más grandes que se tiene a la hora de construir paz positiva en este maravilloso sur de Colombia, la administración y la gobernanza de la paz.

Conceptualmente, hemos convenido señalar que nos recogemos en el entendimiento de la paz a la luz de lo que se considera la construcción de paz positiva, explicada acá: https://pagina10.com/web/que-es-paz/.  En palabras de Johan Galtung, paz positiva es el conjunto de actitudes, instituciones y estructuras que crean y sostienen a las sociedades pacificas.  Esto implica entonces comprender la paz como un camino de garantía de derechos fundamentales como la justicia plena, salud, educación, economías conscientes y dinámicas que propenden por un ambiente sano para desarrollar estos derechos, y culturas que buscan vivir inteligentemente de los conflictos, y no, a pesar de ellos.

Lo anterior nos pone en el plano de la complejidad, y nos invita a pensar en cómo desafíos tan determinantes a nivel departamental y nacional como la gestión integral de los residuos sólidos, la gobernanza del agua, de los bosques y los suelos, o la garantía de salud y educación plena son posibilidades  de abordar individualmente en municipios como los nuestros llenos de dificultades administrativas, financieras, logísticas y operativas, sin mencionar a fondo las de cultura política, que trastocan los ritmos de administración en cada gobierno subyugados por la burocracia clientelar que deja solo 7 u 8 meses efectivos de administración mientras se rotan los “compromisos” políticos cada año con cuotas entre secretarias y contratos que tanto daño le hace a Nariño.

Las Provincias Administrativas de Planificación son un camino posible, urgente y deficientemente explorado por los gobiernos territoriales en Nariño, pese a una larga tradición alrededor de espacios de asociatividad o agrupamiento subregionales, que comenzaron denominándose “provincias”, pasando por “zonas” para llegar a “subregiones”, actualmente se reconocen 13 subregiones 1) Sanquianga 2) Pacifico Sur 3) Telembí 4) Pie De Monte Costero 5) Exprovincia De Obando 6) Sabana 7) Abades 8) Occidente 9) Cordillera 10) Centro 11) Juanambú 12) Rio Mayo 13) Guambuyaco, nacidas en teoría para consolidar las iniciativas y proyectos estratégicos de manera diferencial en el Departamento de Nariño.

Sin embargo, persiste una deficiente implementación de los procesos de integración de las Provincias Administrativas y de Planificación en Nariño, como instrumentos clave para la autonomía, la descentralización y la identidad territorial, que se hace evidente en la fragilidad e incapacidad institucional para asumir eficaz y eficientemente los procesos de planificación y ordenamiento del territorio necesarios para dar respuesta a las demandas de l@s ciudadan@s para la evolución territorial, dejando como vergonzosa consecuencia de estos precarios procesos una cultura social con un agotamiento por la participación, asfixiada en la incapacidad de innovar y hacer más efectiva y de calidad esta participación para la planificación local en el diseño del presupuesto y una profunda desconfianza de la población en las autoridades locales.

Ahora que estamos en el “teje-maneje” de la formulación de los planes de desarrollo municipales y departamental, es vital que todos los ciudadanos, y en particular aquellos con responsabilidades en los Consejos Territoriales de Planificación, estén muy pendientes de hacer seguimiento y acompañamiento de esta propuesta que esta incluida en el plan de gobierno “Un Pacto Por Nariño” del Sr. Gobernador Luis Alfonso Escobar.

Si me preguntan cómo podríamos aproximarnos a gestionar de manera más inteligente los grandes, y a veces, inconmensurables retos de la gobernanza de la paz relacionada con la reforma rural integral, la urgente evolución que requiere la participación política, la búsqueda incansable del cese al fuego y las hostilidades que tienen sometido a nuestro departamento a la barbarie, impidiéndonos gestionar la reparación integral de los miles y miles de víctimas que siguen dejándonos los conflictos territoriales, como avanzar en la construcción de justicia y paz con la naturaleza, respondería que es a través de las Provincias Administrativas de Planificación y de su desarrollo y fortalecimiento efectivo en el corto plazo.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS