Diez hábitos obligatorios para una vida más saludable y longeva

220 visitas

Compartir artículo en:

¿Qué influye más en la calidad y la expectativa de vida, la genética o el estilo de vida? Aunque es un dilema válido, los estudios prueban que el envejecimiento se acelera si fumamos, bebemos alcohol, comemos mal, somos sedentarios y nos estresamos más de la cuenta. La mejor genética puede afectarse por factores externos. La vejez exitosa debe preservar el entusiasmo y la vitalidad para hacer que la vida valga la pena. Es por ello pertinente tener en cuenta estos hábitos para una vida satisfactoria:

  1. Hacer ejercicio regular

El ser humano ha sido diseñado para moverse suficiente, so pena de padecer los rigores de la degeneración temprana. Una mayor actividad física moderada mejora la funcionalidad corporal, aumenta el metabolismo, preserva y fortalece el organismo. Lo ideal es realizar ejercicio aeróbico como caminata o carrera al menos 25 minutos al día cuatro o más días a la semana. Será clave en el control y prevención de enfermedades crónicas, especialmente las relacionadas con el corazón y sistema circulatorio, las que más enferman y matan.

  1. Tener una alimentación correcta

Tener un patrón de dieta estrictamente “saludable” es casi imposible. Pero se pueden hacer ajustes apropiados que generan resultados extraordinarios. Lo primero es hacer la tarea de reducir las porciones y no buscar saciedad rápida, en menos de media hora. Preferir frutas frescas, verduras y cereales; además grasas de buena calidad (no animales, ni trans), carnes blancas (aves, pescados). Eliminar todo tipo de azúcares añadidos (gaseosas, jugos artificiales y demás), evitar los comestibles ultraprocesados y empacados.

  1. Mantener un peso corporal saludable

La pandemia C19 nos enseñó la obligatoriedad de manejar un peso bajo para evitar muchos riesgos. Mantener un peso adecuado es clave para estar saludable. En cualquier caso el porcentaje de grasa no debe estar arriba del 20% de la masa corporal, con una proporción de masa muscular arriba del 40%. El biotipo sano es más bien delgado, sin un solo kilo de sobrepeso. La grasa en exceso, así sea mínima, es muy patológica.

  1. Conservar la mente activa

El sistema nervioso para mantenerse vigente, requiere de mucha actividad, de lo contrario se deterioran las funciones cognitivas, con trastornos que son graves.Todo aquello que ejercite la mente evita la degeneración temprana del sistema nervioso y del cerebro. Se sugiere leer mucho, escribir, escuchar música, danzar y desarrollar estrategias que pongan a prueba la capacidad mental.

  1. Evitar el alcohol, el tabaco y otras drogas

Las drogas legales (como el alcohol y el tabaco) matan más que las ilegales. Su poder tóxico y nocivo está hasta en pequeñas cantidades, con el agravante de producir adicción. Son un peligro total para la salud; el tabaquismo es catastrófico y en el alcohol no hay dosis protectora. Ninguno de estos venenos ni otras drogas similares (como las psicotrópicas), así sea en las mal llamadas “dosis recreativas”, deben ser usadas por humanos.

  1. Gestionar el estrés

La hiperactividad en una persona puede ser favorable ayudando en su capacidad productiva. Pero hay un límite y superarlo puede hacer mucho daño. El estrés repetido es responsable de la aparición de afecciones como la ansiedad o la depresión, además de causar trastornos en el sueño. Es esencial dejar tiempo para actividades de relajación, meditación y esparcimiento. Regalarse el tiempo así sea para no hacer nada, para manejarlo a su antojo.

  1. Realizarse evaluación médica regular

De rutina debe hacerse un control anual completo. Las evaluaciones preventivas deben incluir pruebas paraclínicas básicas y dependiendo de la propia condición serán necesarias otras. Esto ayuda a detectar a tiempo patologías graves como un cáncer y crónicas como diabetes, hipertensión, riesgo cardíaco y afines. Pero mucho mejor si se hace una valoración de alta precisión para el diagnóstico oportuno de la mayoría de enfermedades prevalentes mediante un estudio epigenético, que ofrece información amplia y completa del estado del paciente.

  1. Adoptar una mascota

Los animales de compañía, tienen alto valor para el entorno personal y social. De allí que hoy tengan derechos en el rango de humanos. Los estudios confirman el valor de tener una mascota. Diversifica la rutina con nuevas tareas y estimula una mayor actividad física. Recibir una respuesta positiva de un animal tiene efecto sobre el sistema metabólico, mejorando la sensación de bienestar.

  1. Vivir en comunidad

El estudio más completo sobre la felicidad, lo realizó la Universidad de Harvard, concluyendo que la clave estaba en las buenas relaciones interpersonales. Las personas que están conectadas con quienes les rodean, a través de amigos, una comunidad espiritual u otras redes, mantienen una mente activa que mejora la salud física y psíquica. Por lo general viven más tiempo que aquellas que no tienen vínculos fuertes. Socializar, relacionarse con la gente es esencial.

  1. Compartir un café

La bebida más influyente del mundo es el café, además la misma Universidad de Harvard la incluyó en su plato saludable y como una de las tres bebidas más sanas para el consumo. Además, compartir una taza de café se volvió un ritual natural entre los humanos, puede ser una conversación insulsa, pero ese acto da mucho sentido de vida. En torno a un café se viven y sienten gratas experiencias. Es un momento necesario para un diario vivir satisfactorio, máxime cuando también trae “cafeína para el alma”.

Si usted en el año cumple al menos 5 de estas saludables recomendaciones, pasaría raspando, con 6 se asegura, con 7 termina bastante bien, con 8 o más con seguridad que ayuda a mejorar y a alargar su vida.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS