Discriminacion social y cultural.

15 visitas

Compartir artículo en:

“La discriminación es un fenómeno social de actualidad y más aún contra las personas de poblaciones diversas y vulnerables: comunidad LGBTIQ+, poblaciones étnicas, poblaciones con discapacidad, población víctima del conflicto armado, etc. La relegación es generalizada y las pone en riesgo en aspectos importantes como la vida familiar, la educación y la salud. Lo más apropiado entonces, es hablar en términos de inclusión, ello permitiría vivir en un mundo más equitativo, respetuoso, sin etiquetamientos ni exclusiones.

Ante los derechos de las comunidades vulnerables, los principios constitucionales establecen que la dignidad humana es el principal fundamento, es decir, que el ser humano tiene absoluta protección sin importar su raza, sexo y religión, bajo el principio de igualdad y no discriminación. La igualdad es un concepto que abarca a todas las personas por el simple hecho de nacer, por ende, la ley debe ser aplicada de igual manera, garantizando así una verdadera protección, incluso especial, para aquellos que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Otro concepto importante es el de la equidad, que se caracteriza por el uso de la imparcialidad, el ejercicio de derechos y obligaciones de manera justa y equitativa, acorde con sus necesidades y contextos. La equidad social no pretende eliminar las diferencias existentes, sino reconocerlas y valorarlas, superando así las desigualdades sociales existentes. Hablar de derechos implica reconocer procesos de equidad en un territorio diverso y pluricultural, generando procesos de protección y garantía ante situaciones o contextos de vulneración

Desde la perspectiva jurídica, la Corte Constitucional señala en reiterados pronunciamientos, que el deber no le compete de manera exclusiva al Estado; las instituciones públicas y privadas tienen responsabilidad social y comunitaria; no obstante, continúan los casos de vulneración y discriminación contra comunidades que han sido históricamente sub-alternizadas.  La diferencia resulta ser una riqueza y viviendo en un mundo más equitativo y respetuoso, se permitiría la participación de todos y todas en sociedad, aplicando el derecho de la dignidad humana, innato, inviolable e intangible.

Es importante mirar las políticas públicas como una herramienta útil y de obligatoria aplicación en la planeación y gestión de los diferentes programas y proyectos, pues estas permiten atender las necesidades reales de la población. Si bien se mira el avance de la aplicación de las mismas con las poblaciones diversas y vulnerables, continúa siendo deficiente respecto de las necesidades propias de estas comunidades y la materialización en la igualdad de derechos y el acceso a los mismos. El enfoque diferencial, es una tarea por cumplir para el estado y la sociedad.” (Sebastian Pantoja López, Abogado, Administrador Público, Esp. en derechos Humanos y en Gestión y Planificación del Desarrollo Urbano y Rural).

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS