“El ciclismo es una forma de vida”: José Chepe González

Por: Albeiro Arciniegas

“Tuve un tío que fue ciclista, se llamaba Epimenio González, corrió Vuelta a la Juventud, Vuelta a Colombia, el clásico RCN, entonces tenía 5 o 6 años”, recuerda José Chepe González doble campeón de la Vuelta a Colombia y ganador de etapas en el Giro de Italia y el Tour de Francia y también campeón en dos oportunidades de la clasificación de montaña en el Giro de Italia.

Este ciclista natural de Sogamoso, Boyacá, y uno de los referentes del pedal en el país, dice que, a la edad de 14 años, cuando empieza a despuntar el ciclismo colombiano en Europa con José Patrocinio Jiménez, Condorito Corredor, Fabio Parra y Lucho Herrera, “se despertó una fiebre de ciclismo en el país y empecé a entrenar”, siendo el comienzo de una carrera de grandes satisfacciones.

Anecdóticamente participa en una primera competencia donde queda de último y su tío le dice que “el día que fuera a competir debía ir muy bien entrenado” y le orienta en la importancia de adquirir fondo y hacer loma o entrenar en montaña, pues “la clave del ciclismo está en la subida y si un ciclista no sube, la verdad, no llega a figurar en grandes cosas”.

Después de un proceso de entrenamiento más riguroso y técnico, José Chepe González vuelve a competir y logra ganar una carrera. “Allí empieza una odisea, una historia donde cada vez fui mejorando; en 1988 gané una etapa de la Vuelta de la Juventud y eso me abrió las puertas del ciclismo en Colombia, me contrató un equipo que en ese entonces se llamaba CAFAM; luego pasé a Café de Colombia y Manzana Postobón y al equipo español Kelme”.

Con las últimas escuadras se corona campeón de la Vuelta a Colombia y gana etapas en dos de las grandes competencias europeas, el Giro de Italia y el Tour de Francia y también en los premios de montaña; en el Giro de Italia participa en seis versiones y se mete en la lista de selectos ciclistas colombianos que han triunfado en las grandes del calendario internacional.

José Chepe González reconoce que al ciclismo le debe lo que es, “como persona, lo que logré ganar económicamente, vivo de lo que hice en el ciclismo, tengo caballos de paso fino de trote y galope, finca raíz y otras cosas, gracias a Dios la vida me ha tratado bien”.

Hoy también brinda consejos sobre estrategias de entrenamiento a las nuevas generaciones de ciclistas colombianos y conserva su amistad con Lucho Herrera, Fabio Parra y con muchos ciclistas europeos. “El ciclismo deja muchas cosas buenas, conocer lugares y personas; es una forma de vida”.

Destaca a Nairo Quintana y Rigoberto Urán como modelos referentes del ciclismo colombiano. Dice que todos los años nacen estupendos ciclistas que van tomando experiencia como Diego Camargo de quien se espera mucho, o Santiago Buitrago, otra de las grandes promesas que hoy empieza a competir en el calendario europeo. “Siempre tendremos inmejorables pedalistas, incluso en el ciclismo femenino donde la afición y competencias han ido creciendo y eso es bueno”.

José Chepe Gonzáles hace rato que inscribió su nombre en las páginas de gloria del ciclismo nacional, su personalidad y carácter a la hora de enfrentar a los mejores lo llevó a competir al lado de Mario Cipollini, Iván Gotti y Marco Pantani y eso lo puso en la élite del ciclismo mundial. José Chepe Gonzáles es un orgullo y referente del deporte colombiano.

Comentarios

Comentarios