Icono del periodismo regional, Gonzalo Ardila Cuellar, es el Personaje 10

Profundo pesar y consternación causó en la ciudad de Pasto la noticia del deceso del comunicador Gonzalo Ardila Cuellar, nacido en la ciudad de Bogotá en el año de 1938.

En su juventud estudió derecho en la Universidad Nacional de Bogotá, destacándose por su brillantez e inteligencia, pero seducido por la radio abandona sus estudios para dedicarse por completo a esta pasión que lo acompañaría durante toda su vida. Desde el año 1964 ejerce como gerente en CARACOL radio Pasto, desempeñando brillantemente su labor, jubilándose después de treinta y cuatro años de servicio continuo. Igualmente, su presencia dejó perennes recuerdos en La Voz del Galeras de TODELAR Pasto y Radio Viva.

En la ciudad de Bogotá comenzaría su periplo radial en Emisora Metropolitana, posteriormente continua su labor en La Voz de Bogotá. Igualmente hizo parte del periódico La Calle, propiedad del expresidente Alfonso López Michelsen, algunos años después partiría de Bogotá para vincularse con la cadena Caracol en la ciudad de Ibagué y en el año de 1961 fue trasladado a la capital de Nariño para trabajar en la cadena filial de Caracol radio y en la emisora Ecos de Pasto, después surgiría Radio Pasto.  Gonzalo Ardila Cuellar se instala definitivamente con su familia en la capital del departamento de Nariño granjeándose y obteniendo la confianza y la autorización de los altos directivos de la cadena radial de Colombia Caracol, de construir las instalaciones de ese medio radial en la carrera 27 donde aún está ubicada, dando lugar, posteriormente a la emisora Radio Reloj.

Para sus colegas y amigos Gonzalo Ardila Cuellar fue un caballero de la radio, un profesional que se distinguió por su alto sentido humano y ético, constituyéndose en un referente y un periodista modelo en toda la región del Sur Occidente de Colombia.  Por su seriedad, consagración, su forma serena y amena de abordar las noticias regionales y nacionales se ganó el afecto de todo el gremio periodístico y de la opinión pública en general.

Se fue el caballero de la radio, don Gonzalo Ardila Cuellar, dejando sembrada en el departamento de Nariño la buena semilla de una escuela periodística que ha permitido y facilitado a muchas generaciones acercarse a una de las mejores profesiones del mundo como lo es el periodismo y la radiodifusión. Paz en su tumba y una voz de solidaridad a su familiares, colegas y amigos.

Comentarios

Comentarios