“La guerra sigue llorando afuera”

54 visitas

Compartir artículo en:

“Siempre creí que nuestra generación, la que nació después de los sesenta, había llegado al final de todos los proyectos de la humanidad…No sólo golpearon a esa generación que creyó en el cambio de sistema de los pueblos oprimidos del Sur, sino que nubló todas las filosofías, los pensamientos y las ideas de aquellos que aspiramos a aportarle una palabra, una piedra, un dolor o una nostalgia al crecimiento del mundo. Cuando quisimos hacer historia, nos dijeron que ésta había terminado. Cuando quisimos hacer literatura, filosofía, arte, nos dijeron que el fin del arte estaba cerca por la masificación de una ideología unipolar que dominaría la Tierra…” Así inicia su escrito Gloria Quiceno Acevedo, Directora General para la Reinserción en junio del año2001, con ocasión de la publicación de la Novela “La Guerra sigue llorando afuera” escrita por Arturo Prada Lima, Chambú, Nariño, 1960.

El tema de la paz, continúa siendo de absoluta actualidad en el país. El destino de millones de colombianos depende del éxito que se logre alcanzar a través de las diferentes políticas publicas implementadas y por implementar y del cumplimiento bilateral de los acuerdos de paz, máxime cuando persisten demasiadas heridas que aún no han sanado tras décadas de guerra en Colombia. Por esta misma razón, las vivencias, los recuerdos, las añoranzas, los temores, los vivos y los muertos, víctimas y victimarios, son una realidad que persisten inmersos en la vida de éste nuestro país de pueblos urbanos y rurales.

Y esta es la razón que despertó mi interés en la novela referida, que como un obsequio  del profesional y amigo Mario Cepeda Bravo, llega a mis manos. Como bien se afirma, quien no conoce la historia está condenado a repetirla y aunque se trata de una novela publicada en el 2001, su contenido aún impacta, porque con toda seguridad tiene mucho que ver con hechos reales, con historias de vida de quienes sintieron de manera directa el dolor de una guerra entre compatriotas, y por ello sin duda narra “la nostalgia de la historia, pero también la esperanza de la realidad”.

Como un libro de guerra, pero escrito con amor, fue descrita en su momento la novela del exintegrante del Ejército Popular de Liberación, quien se acogió a la amnistía en el año de 1991, dedicando entonces su vida al periodismo, aunque con anterioridad ya había escrito 3 libros de poesía con una amplia circulación en Europa.  Lo cierto es que   en efecto, la guerra sigue llorando afuera y dentro de nuestro país y la invitación es a leer  la novela, de manera desprevenida  y con la apertura de mente y sentimiento, de la misma forma como debemos tomar toda propuesta de construcción de  paz para Colombia, porque aunque existe una gran diferencia entre nuestro país antes y después del acuerdo suscrito con las FARC, persisten  muchos desafíos y amenazas que  se deben  enfrentar para lograr  transformar la realidad del país y  por ende la vida de sus comunidades.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS