Las reformas no se detienen

52 visitas

Compartir artículo en:

Aun no se conoce el texto de la reforma a la salud y ya la vienen cuestionando: sectores retardatarios afirman que será impopular, que será el fin de la salud, que la actual, basada en la Ley 100 de 1993, es mejor. Se han atrevido a publicar encuestas tendenciosas donde, supuestamente, la gente está satisfecha con el sistema de salud actual, considerándolo como bueno.

Entre los más enconados opositores se encuentra la revista Semana, quien no para de atacar al presidente Petro con afirmaciones tendenciosas y sin argumentos de fondo; todo es un accionar político abandonado su misión principal que es comunicar. Más recientemente, culpaban al Presidente del cierre de algunas tiendas de la cadena chilena Falabella. Sin embargo, esto no solo ocurrirá en Colombia si no en Chile y Perú, lo que quiere decir que Falabella no reducirá sus operaciones por miedo a Petro sino por e impacto mundial del capitalismo.

El nivel y la cordura de medios de comunicación, como Semana y otros se ha degradado tanto que ya no les importa decir mentiras y divulgarlas entre la población. Les importa poco tener la conciencia de que están informado con mentiras y crear un ambiente adverso al gobierno del Pacto Histórico, como así lo vienen haciendo varios medios de comunicación.

No hace mucho, fue El Tiempo el que se encargó de difundir una noticia que tuvo gran impacto, donde supuestos funcionarios de la Presidencia fueron acusados de acoso sexual, y que al final no resultaron ser funcionarios.

Todo tiene un propósito común: desprestigiar al presidente Petro, porque estos medios de comunicación pertenecen a grupos económicos, y lo que ellos buscan es continuar usufructuando negocios como el de las EPS.

El expresidente Uribe ha venido afirmando en entrevistas que Gustavo Petro lo que quiere es estatizar la salud. Por supuesto, esos argumentos carecen de veracidad, pues el Presidente lo ha repetido hasta la saciedad que en la reforma a la salud se contempla prestar el servicio con entidades públicas y privadas.

Esto es el fiel reflejo de una encerrona que le quieren hacer al gobierno del Pacto Histórico, acuden a una serie de artimañas como hacer entrevistas a personajes que se encargan de desdibujar las bondades que traería que las EPS se transformen en entidades que atiendan enfermedades catastróficas y de tercer nivel. Ellos lo asimilan como el fin de las EPS porque estas entidades privadas captan altas cifras de dinero, con unas utilidades que no les reportan otro tipo de negocios.

Entonces, el ciudadano de a pie entrará en razón y se irá dando cuenta por donde baja el agua al molino. El fondo del conflicto de los señores empresarios y de los medios de comunicación es porque tienen cifrados sus intereses en las jugosas ganancias. De ahí es que están convocando a que la gente salga a marchar para rechazar reformas como la de la salud; pero la gente también debe tener en claro que los intereses del gran capital no son los mismos que los de los trabajadores asalariados.

Por su parte, la invitación del presidente Petro es que la gente salga a las calles a debatir y respaldar las reformas; esto constituye una forma de que se generen espacios de discusión en una expresión del cambio y que no solo sea el Congreso de la República el que haga los debates necesarios. Las reformas como la tributaria, laboral, salud, pensional, de la justicia, de la educación superior y la eliminación o transformación de la Procuraduría están en la agenda política de un gobierno que tiene un compromiso con los sectores populares; de esta manera las reformas que se avecinan tendrán vía libre.

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS