Leer a Seidel

Por: Jorge Iván Fernández González*

Leer la última novela de Óscar Seidel “En busca de la semilla”, es escuchar gritos desgarradores que se filtran a través de las fisuras graníticas del tiempo, alaridos que vienen acompañados de gajos de perversidad, aplicados con sevicia a los nativos del recién descubierto continente americano, ocasionando un genocidio de miles de aborígenes en menos de una década. Palidecen las prácticas asesinas de las hordas bárbaras cuando atacaban en el antiguo continente, comparadas con el descuartizamiento de un noble Inca, amarrado de pies y manos a dos caballos que halaban en sentido opuesto, o la masacre a punta de lanza de siete decenas de nativas cautivas y, jugar a volarle la cabeza a sus hijos pequeños, girándolos cual honda, agarrados de los pies para estrellarlos contra las rocas, o más aún, arrojando una princesa Inca a una jauría hambrienta, porque no quiso fornicar con un castellano.

Leer a Seidel, es contemplar la mirada hipnótica de Alcibíades García, cuando despertaba y recordaba el sueño recurrente que le imponía la necesidad de escribir la historia narrada por su protagonista Francisco Pizarro, natural de Extremadura e invasor de uno de los tres grandes imperios precolombinos: el Tahuantinsuyo en el Birú, el mismo imperio Inca de Atahualpa y de Huáscar.

Leer a Seidel, es sentir el oleaje da la corriente del Birú, es quedar deslumbrado con el brillo del aluvión en los ríos, o maravillado con la riqueza de la fauna y la flora en el viaje de Pizarro hacia el Pacífico sur; también es sentir la incertidumbre de estar rodeado por la envidia, la soberbia, la avaricia y la ira de sus coterráneos, arrebatándole la tranquilidad y por último la vida.

Leer a Seidel, es degustar y olfatear las comidas ofrecidas por la corriente del Birú, llamada mucho después la corriente de Humboldt, a lo largo del litoral en su búsqueda del tesoro del sur. En su obra literaria, naves mitológicas surcan ríos y mares, mientras las centurias ven triunfar el mestizaje, los orígenes se pierden en la maraña del tiempo y un haz de justicia comienza a derribar crueles ídolos que en busca de enriquecerse destruyeron civilizaciones enteras.

*Nació en Santiago de Cali el 5 de junio de 1955.

 Educador e investigador, se dedica a la formación básica secundaria, media técnica y tecnológica, como también a la búsqueda de historias en el Valle del Cauca y norte del departamento de Cauca.

Administrador de Empresas con especialización en la formación de ambientes virtuales de aprendizaje. Se desempeña como docente y directivo de importantes centros educativos en Cali y Yumbo.

Cogestor de EscritoresVallecaucanos.com

Sus obras:

  • El Alambique Mágico. (Novela)
  • El agua sucia viene desde arriba. (Novela)
  • A Laverde se lo llevo la amarilla. (Relatos)
  • La mutante. (Novela)
  • La gata del paisa. (Relatos)

Comentarios

Comentarios