Limpiando La Laguna

Del 11 al 15 de noviembre se realizará la segunda limpieza subacuática “La Laguna de La Cocha más limpia”. En 2019 fue la primera y al igual que esta, ha sido organizada por el Centro de Buceo Marlin. Hace dos años hubo 30 buzos inscritos y en esta ocasión ya hay 50. Todavía hay chance para inscribirse si se es buzo certificado.

Que bueno que estas ideas sigan adelante. Lo que hace Marvin por La Cocha lo hacen otros clubes de buceo en el lago Petén Itzá al norte de Guatemala; en el gran lago Tahoe entre California y Nevada, en Estados Unidos; en las gélidas aguas del lago Baikal en Siberia; en las inmensidades del lago Titicaca en Bolivia durante el llamado “Día Internacional de la Madre Tierra”; y muy especialmente lo hace el Club de Buceo Kraken en el Lago de Sanabria en Zamora, al noroeste de España.

Digo especialmente porque Marlin y Kraken hacen actividades paralelas con los mismos propósitos y sistemas. Y además, no buscan ayuda estatal. Si esta llega, la agradecen, pero la limpieza la harían igual teniendo o no teniendo respaldo. A Marvin este año lo apoyan desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Gobernación. Sin embargo, aún falta para que la conciencia por actos como este lleguen a las altas esferas políticas.

En tal sentido los de Kraken en España han hecho una cosa simpática: ofrecen participar en las tareas de limpieza a los políticos locales y provinciales “previo bautismo de buceo a cargo de instructores profesionales”. Seguro que si hacen lo mismo en La Cocha, los administradores públicos se excusarán aduciendo problemas de tiempo.

Bien, dicho esto, vale la pena aclarar que no se trata de un proceso de limpieza de plantas invasoras y malas hierbas. Lo importante es quitar basura. Ya antes de la pandemia se vio como del fondo de la laguna salían desde bolsas de plástico hasta bidones de acero o tanques de gasolina. Y aunque la actividad turística en 2020 bajó muchísimo, lo que debe haber ahí abajo acumulado por años, debe ser tremendo.

La verdad es que el turismo es lo que da de comer a casi toda la región, o al menos es su principal forma de sustento. Pero es contaminante y deja toneladas de basura a su paso. Una ciudad como Pasto es relativamente fácil de limpiar tras carnavales, pero hacerlo en la laguna es casi imposible. El agua es un vertedero porque durante décadas se ha pensado que es como ocultar la base debajo de la alfombra.

Por eso es importante que se miren otros ejemplos de limpieza de lagos y se vea como han evolucionado en busca de una mayor efectividad. Por ejemplo, en el lago de Tota en Boyacá, se hacen jornadas de limpieza desde 2016. Esas jornadas que suelen coincidir con el Día de la Limpieza Mundial, se han ampliado a los alrededores del lago y se trabaja en un Plan Institucional de Gestión de Residuos.

No sé si en Nariño hay algo similar, pero no se puede dejar a Tulio Yela, director del Centro de Buceo Marlin, que este solo en todo esto. Tiene que haber un trabajo que abarque diferentes disciplinas. Por ejemplo, ¿qué pasa con la basura que sale de allí?, ¿hay planes de reciclaje?, ¿hay una entidad pendiente de ello?

Y encima hace falta tecnología. A brazo limpio es imposible limpiar una laguna. Se necesitan equipos de cavitación, que son los que generen corrientes de agua y burbujas de aire a presión eliminando incrustaciones. O limpiafondos, que son esos robots automáticos cuya versión casera la vemos en las piscinas, pero que hoy por hoy están muy desarrollados para andar por superficies agrestes. Y seguro que habrá más elementos que ayuden y que la Gobernación podría buscar.

En fin. Como ya lo dijimos hace dos años en esta columna, la basura es lo que llaman “el asesino oculto del lago”. Por eso existe una tendencia en el buceo internacional que se conoce como Diving Against Debris (Buceo Contra Desechos), en el que la PADI, o sea, la organización mundial de entrenamiento de buceo, hace escrutinios y ofrece cursos especializados de prevención y limpieza. Y por eso también, detrás de toda actividad como esta tiene que haber un trabajo ecológico de mantenimiento definitivo.

Comentarios

Comentarios