¿Qué será lo que sabe Benedetti?

564 visitas

Compartir artículo en:

Por: Tirso Benavides Benavide

Armando Benedetti, nuevo embajador de Colombia ante la FAO. Un cargo más para la hoja de vida de este singular espécimen de la fauna política nacional quien en los últimos años ha sido uribista, santista y petrista. Ha cambiado de piel según sus conveniencias sin pudor alguno. Todo un lagarto. Un camaleón solo comparable con el hoy también embajador Roy Barreras.

El decreto que oficializó esta designación fue firmado por el Canciller Álvaro Leyva, ya suspendido por orden de la Procuraduría, quien tan solo ocho meses antes, cuando Benedetti salió por la puerta de atrás de la embajada en Venezuela por el escándalo de los audios amenazantes que envió a la hoy todopoderosa Laura Sarabia, se refirió a él como un “drogadicto” que no merece la más mínima credibilidad. ¡Tamaña incoherencia!, mera escena macondiana.

Más si se tiene en cuenta que esta delegación diplomática ante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación no existía hace 25 años y los asuntos relacionados con este ente internacional eran atendidos por la embajada de Colombia en Italia, donde tiene su sede la FAO.

Además, no es que el curtido político sepa mucho del campo y de alimentos, pero al parecer si sabe “cositas” de la campaña y de la vida del presidente Petro que el Gobierno no quiere que salgan a la luz pública. Y ese parece ser el mérito para este nombramiento.

“Con toda la mierda que yo sé, pues nos jodemos todos”, “nos hundimos todos”, “nos acabamos todos, nos vamos presos, acabamos toda la hijueputa verga” vociferó en el encontrón auditivo revelado en los medios con su ex asistente, hoy directora del Departamento de Prosperidad Social, mano derecha y sombra del primer mandatario. Todo esto en medio de su desparpajo caribe y de algunos tragos de más, como luego el mismo lo reconoció tardíamente.

De lo que se puede deducir de estos mismos audios, algunos de los secretos que guarda Benedetti tienen relación con el financiamiento de la campaña Petro 2022. Aseguró que había conseguido 15 mil millones y que sin él no se habría logrado la victoria.

En otros círculos cercanos a la Casa de Nariño lo que se comenta es que el expresidente del Congreso, quien no se separaba del entonces candidato en medio de la contienda electoral, conoce aspectos relacionados con las supuestas adicciones del presidente. Tema abordado de manera frontal por María Jimena Dusán, periodista tan cercana a Petro que documentó su camino al poder y quien tras esa publicación ha sido acusada y acosada por las hordas y bodegas petristas de las redes por ejercer su libre expresión.

“Al tigre hay que dejarle una salida sino se tira encima de las personas, y tú sabes que yo soy tigre” asegura Benedetti en los audios de marras. Y que mejor salida que esta embajada que se revive para favorecer a este amenazante “tigre” quien a pesar del estatus del cargo y los 50 millones mensuales que va a recibir se siente inconforme. Él quiere un ministerio.

Parece que nada es suficiente, a pesar de que al ser nombrado en un puesto en Italia, país del que también es ciudadano, queda protegido de paso de la acción judicial de procesos que se adelantan en su contra en nuestro país por lavado de activos, tráfico de influencias y compra de votos.

¿Qué será lo que sabe Benedetti?, en algún momento se sabrá, en algún momento le dará la espalda a Petro, como ya lo hizo con los expresidentes a quien algún día exalto y de los que hoy despotrica.

Un caro e incierto silencio que hoy se paga con mermelada diplomática en este “Gobierno del Cambio”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de Facebook

SOBRE EL AUTOR

Compartir en:

NOTICIAS RECIENTES

PAUTE CON NOSOTROS

ARTÍCULOS RELACIONADOS